.

.

TREKKING DEL BALTORO 2018


 DEDICADO A TODOS NUESTROS PORTEADORES Y A TODA LA MARAVILLOSA GENTE DE PAKISTAN QUE NOS HA AYUDADO A CUMPLIR ESTE SUEÑO. 

Muchos años esperando la oportunidad, el momento, y por fin hemos podido hacer nuestro sueño realidad.

TREKKING DEL GLACIAR BALTORO 
(CORDILLERA DEL KARAKORUM, PAKISTÁN)


3 de Agosto: LOS VUELOS

Vuelos Bilbao - Estambul (3 h 45 min. de duración aprox.) + Estambul - Islamabad (5 horas aprox.) y nos plantamos en la capital de Pakistan.

Un mapa con los puntos claves de esta aventura:

4 de Agosto: ISLAMABAD y RAWALPINDI

Una breve cabezada en el hotel y estamos list@s para dar una vuelta y entrar en contacto con una nueva cultura y forma de vida: primero visitamos Islamabad, donde aprovechamos para cambiar dinero y realizar las ultimas compras, y posteriormente Rawalpindi (a mi modo de ver mucho más interesante).



(Shah Faisal Masjid) en Islamabad.


Disfrutando del espectaculo de los zocos.


Y de los mercados en plazas y calles.


¿A que nunca habeis pensado que sentados y descalzos en una tienda de alfombras se puedan cambiar euros por rupias?

¿Ni que la gente te pueda para por la calle o acercarse mientras comes, y te pida educadamente si te importaría hacerte una foto con ellos o con sus hijos?

¡¡¡ Khushaamdeed (Bienvenid@s a) Pakistan !!!



EL VIAJE DE APROXIMACIÓN 

Nos esperan dos intensas jornadas de viaje hasta Skardu: muchas horas de autobús y carreteras (por llamarlas de algún modo) alucinantes, que quedarán tan grabadas en nuestra mente como las jornadas de montaña.
Para nosotros ha resultado ser "una aventura dentro de la aventura".

Unos datos por si sirven de interés:

5 de Agosto: ISLAMABAD - CHILÁS (400 km)

- Islamabad - Mashera - Naran por la KKH / Karakorum Highway o N-35 y la N-15: 280 km

 - Naran - Babusar Pass (4.173 m.) por la N-15: 80 km

 - Babusar Pass - Chilas por la N-15 y N-35: 40 km 


6 de Agosto: CHILÁS - SKARDU (260 km)

- Chilas a Skardu por la N-35 y S-1: 260 km


Señalado en azul el recorrido de Islamabad a Skardu:

Y...comenzamos.

5 de Agosto: ISLAMABAD - CHILÁS por Babusar Pass (4.173 m.)

A las 5:30 a.m. (siempre hora de Pakistán) abandonamos el Envoy Continental Hotel de Islamabad, cargamos los petates en el minibus y nos ponemos en marcha.


Tomamos la Karakoram Highway, la carretera que une China con Pakistán y que sigue la legendaria Ruta de la Seda.

Es difícil aburrirse durante el viaje de autobús, al menos a mi no me ocurrió en ningún momento: resulta asombroso ver como funciona la gente con orden dentro de este caos.


Existe mucha vida en torno a esta carretera, hay gente por todos lados.


Un verdadero espectáculo lo de los vehículos en general, pero es que lo de los camiones es alucinante: cuanto más adorno y más colgante tenga...mejor.


Tan elegantes y maqueados que hasta se pueden utilizar como publicidad rodante de actores, músicos, playboys y demás (en el caso de la siguiente imagen puede que confluyan varios de esos supuestos en el mismo personaje).


Teniendo en cuenta que nos vamos a tirar todo el día en el bus se hace necesario de vez en cuando el parar a estirar las piernas y aprovechar para comer algo o tomar un té (olvidaos del alcohol hasta volver a casa).


No es la cocina de Martin Berasategui, pero lo que hay en los putxeros está bien bueno.


Seguimos camino y cruzamos Naran, uno de los pueblos relevantes de la región.


Ascendiendo el puerto que nos llevará hasta Babusar Pass, paso de montaña situado a 4.173 m.


Es el punto mas alto del Valle de Kaghan.


Babusar Pass (4.173 m.).

A pesar de que nuestro pequeño autobús se detiene en la cima del puerto (está repleto de gente), Akhond Ibrahim, nuestro guia pakistaní, nos advierte que lo mejor será que ninguno de nosotros abandonemos el vehículo. De hecho nos hemos detenido para que se suba un oficial (armado) del ejercito, que nos acompañará durante todo el descenso del puerto hacia la otra vertiente.


Al parecer entramos en territorio "caliente": por fortuna no es lo habitual, pero en la región en la que nos estamos adentrando se han producido ataques de facciones integristas, de los que han sido victimas tanto pakistaníes como viajeros y montañeros extranjeros.
Parece ser que, de un tiempo a esta parte, la presencia del ejercito pakistaní ha reducido notablemente el riesgo de sufrir algún ataque.

Vertiente norte del puerto, ufaaaaa, vaya bajadita nos espera...




Una vez finalizado el puerto llegamos al cruce de la Karakorum Highway en la que se encuentra el desvío hacia Chilás (a unos 5 km de este punto). En dicha intersección existe un puesto de policía donde nos hacen parar y entregar nuestros pasaportes para revisarlos.

Una vez comprobado que tenemos todo en regla nos permiten continuar hacia Chilás, población en la que haremos noche en el Shangrila Hotel.

Poco o nada os puedo contar de la experiencia en esta población, puesto que queda limitada a unas pocas y calurosísimas horas de estancia (39 ºC a las 21 horas) y solo para pernoctar (de las 20 h a las 04,30 de la mañana), pero eso sí, quizás las únicas y más "intranquilas" de todo el viaje. Esto no se debe a ningún percance vivido, sino a las medidas de seguridad que vemos a nuestro alrededor: la puerta de entrada al parking se abre tan solo en el momento de acceder con el busecito y se cierra inmediatamente después, la presencia de militares armados patrullando dentro del hotel, la prohibición a los extranjeros de abandonar el mismo durante ciertas horas.

Nos cuentan que por las montañas que tenemos enfrente, en la parte alta de Chilás, se mueven elementos radicales de facciones talibanes y similares que han protagonizado ataques, tanto contra gente que ellos consideran enemigos (sean pakistaníes o no) como contra lugares que no encajan dentro de su forma de pensar (múltiples quemas de escuelas).

A si que nosotr@s, quietecitos dentro del hotel, que aquí se está seguro, a intentar dormir un poco y a largarnos de allí cuanto antes.

6 de Agosto: CHILÁS - SKARDU

Madrugón, desayuno en el hotel y vuelta a la carretera.

Deshacemos los kilómetros hechos ayer desde el cruce del puesto del ejercito y accedemos de nuevo a la Karakorum Highway.




En las cercanías de Jaglot el autobús se detiene y el guia nos invita a bajar. No entendemos muy bien a que viene detenernos en este rincón de la carretera, pero al descender del vehículo lo comprendemos rapidísimamente.


De lejos, sí, pero aunque tenga que ser de esa forma, poder contemplar con tus propios ojos la inmensa mole de la "Montaña Asesina"...ufffff....¡¡¡MOMENTAZO !!!.


Hoy nos espera una larguísima jornada de viaje en bus, asi que de vez en cuando viene bien una parada para estirar las piernas...


...abastecernos de agua embotellada (de obligado cumplimiento esto ultimo)...


...y refrigerar los frenos del vehículo.

Sí, sí...así, tal cuál: manguera y agua directa a los discos. 😮


Estamos en la confluencia de los rios Indo y Gilgit, el lugar donde se encuentran las tres mayores cordilleras del mundo: el Hindukush, el Himalaya y el Karakorum.


Aquí se juntan los dos grandes ríos.


Y unos kilómetros más adelante llegamos a uno de los puntos claves de nuestro viaje de aproximación: abandonamos la KKH (Karakorum Highway o N-35) y tomamos la S-1, la impresionante carretera que nos llevará (si tenemos suerte) hasta Skardu.


Preparados porque comienza el espectáculo: entramos en la Garganta de Rondu, por donde discurre el Rio Indo.


Esta carretera fue construida en 1982 por los Ingenieros del Ejercito de Pakistan en colaboración con ingenieros chinos.

Esta considerada una de las carreteras mas peligrosas del mundo, y después de transitar por ella, os aseguro que hay razónes para ello.

No es que haya un trafico muy elevado, y menos mal, porque cuando se cruzan dos vehículos...uffffaaaa

El entorno es grandioso y la experiencia espectacular.
Esto parece una muñeca Matruska: un viaje dentro de otro viaje, que a la vez contiene otro viaje, y asi sucesivamente.

Aquí hay que olvidarse del reloj y mentalizarse de que en esta carretera puede pasar muchas horas y pueden ocurrir muchas cosas:

Que un camión con una avería bien seria (véase el reguero negro de aceite a los pies de los dos amigos) este ocupando la calzada por completo...

Que haya caídas de enormes rocas que corten el paso.

Que tengamos que detenernos por obras media hora aquí.

Dos horas allá.

La jornada es eterna, asi que lo mejor es relajarse en la medida de lo posible y tomarse con humor el tema.

Aunque es complicado abstraerse por completo de lo peligroso que es transitar por esta carretera.

Difícil.

Muy difícil.

7 de Agosto: SKARDU (Día de descanso).

Después de la intensa, emocionante e inolvidable jornada de ayer, en la que llegamos bien entrada la noche al hotel, amanecemos hoy en la población de Skardu (2.230 m.).

Nos alojamos en el Concordia Motel, lugar mítico entre los montañeros que se dirigen al Karakorum.

Muy, muy a gusto.

Y lleno de sorpresas.

La primera, encontrarnos allí con una leyenda del alpinismo vasco y estatal, nuestro amigo Juanjo San Sebastián, que esta vez ha vuelto con un acompañante muy especial, su hijo Jon, al que ha traído a conocer el escenario en el que ha vivido tantos logros y alguna que otra tragedia.

Y la segunda el reencuentro con un buen amigo, Ali Sadpara, recién llegado de su ascensión al K2 y que me presentó a Adbul "Little" Karim, la gran leyenda entre los porteadores del Karakorum, en la foto posando junto a uno de sus nietos.

Aprovechamos la jornada de descanso para recorrer las calles de Skardu.



Nuestro guia, David, volviendo loco a los vendedores ambulantes.


Cada vez están más acostumbrados a ver a occidentales callejeando por su ciudad, pero todavía seguimos despertando curiosidad entre la gente de Skardu, sobre todo en los niños.

Ni móvil, ni tablet, ni leches: la felicidad va sobre ruedas.

Andando, andando, se nos ha acabado la ciudad, y casi sin darnos cuenta nos encontramos ascendiendo al fuerte Kharpocho Fort: es un bonito paseo y el camino es bastante seguro, pero requiere andar con atención en algunos puntos.

Las vistas desde lo alto de la fortaleza merecen con creces el pequeño esfuerzo.



Tarde de preparación de material en el hotel y de relax en la terracita de la misma disfrutando del atardecer (sí, aquí se echan muuuuucho de menos unas cervecitas).

  8 de Agosto: SKARDU - SHIGAR VALLEY - ASKOLE

 Todo preparado para la última jornada de desplazamiento en vehículo.

Cargamos los petates en los todoterrenos.

Nos despedimos del amigo Juanjo deseándole un buen viaje de vuelta.

Y nos ponemos en marcha, dejando atrás Skardu e internándonos en el Valle de Shigar, la puerta de entrada a las montañas del Karakorum.

Valle de Shigar.

Ya nos habían comentado que David, nuestro guía,es un tío muy particular: a cualquiera no se le ocurre detener el convoy de 5 todoterrenos en medio de un estrecho puente para entrar en una pasteleria de la pequeña localidad que estamos cruzando, comprar unas tartas para celebrar el cumpleaños de Martín y degustarlas sobre el capo.

Hablando de puentes...de estos toca pasar unos cuantos.

Se acaba el asfalto y comienzan las pistas de tierra.

O de arena.

Aqui la cuestión es avanzar.

Encotramos pasos "un pelín" bacheados.

Pero nada comparable con lo que nos espera en esta garganta.

Cuando ves que paran los todoterrenos y que nos hacen bajar a todos menos al conductor de cada vehículo, es que algo gordo pasa o puede llegar a pasar ahí delante.

Pues eso que veis: que la ladera se viene abajo cada dos por tres y que corta la estrechísima pista.

Observando la inclinación y lo descompuesto de la ladera, el tamaño de las rocas que paran a escasos metros de los vehículos (y las que no paran hasta el río que queda a nuestra izquierda, decenas de metros más abajo) y los esfuerzos de la gente para hacer pasar los todoterrenos, os podéis hacer una idea de lo peligroso del tramo.

Por nada de este mundo me gustaría estar al volante de ese vehículo en este momento.

El tramo visto desde el otro lado, al que nosotros hemos llegado a la puñetera carrera, aprovechando los intervalos en los que no caían piedras por la ladera.

Mucha angustia y nervios esperando que todos los vehículos crucen rápido y sin sufrir ningún percance.

Por suerte, libramos.

Lo de cruzarse ahora con esos todo terrenos que vuelven de Askole será un juego de niños (aunque parezca increíble observando el ancho de la pista) para estos cracks del volante.

Con las últimas luces del día llegamos a Askole, donde tendremos el tiempo justo para montar la tienda, cenar un poco y meternos al saco.


Y será aquí en esta pequeña aldea donde realmente dará comienzo una de las aventuras de nuestras vidas, el TREKKING DEL BALTORO.

Un mapa general para hacerse a la idea de lo que nos espera durante el mismo: en rojo la ruta a seguir y con un circulo azul los campamentos previstos,

Y unas notas de interés de cara a aclarar posibles dudas:

Duración: 12 días de trekking divido en 9 jornadas de pateo / 1 jornada de descanso activo / 2 jornadas de descanso.

Distancia: 136,5 km recorridos.

Desniveles: 5.225 m de desnivel positivo acumulado / 4.785 m. de desnivel negativo acumulado / Desnivel total (subida y bajada): 10.000 metros.

Ropa: Estamos en un terreno glaciar, autentica alta montaña, entre los 3.400 y los 5.615 m. en caso de poder superar el paso de Gondogoro La. Cualquiera que se meta en un fregado de estos debería de tener claro que ropa se necesita para moverse en esas condiciones.

Calzado: Para la mayoría de las etapas muchos de nosotr@s utilizaremos zapatillas (de trekking) puesto que el terreno lo permite (inclusive en casi todas las etapas sobre el glaciar), aunque también habrá gente que usará bota blanda o como mucho semirígida (yo esta última no la recomendaría por una cuestión de comodidad, pero allá cada un@...).
Motxila: Cada uno de nosotr@s transportaremos en nuestras motxilas todo lo necesario para cubrir la jornada de forma autónoma (ropa, bebida y lo que cada cuál considere), puesto que no podremos acceder a los petates hasta el final de cada etapa.
Agua: Estamos en altura y la hidratación es fundamental.
Recomendable ingerir 3 litros de agua diarios.
Durante el trek no tendremos acceso a bebida embotellada, asi que habrá que recurrir a agua que podamos recoger de alguna surgencia o del glaciar, a la cual será imprescindible añadir algunas gotas de yodo para potabilizarla y para que se pueda consumir con cierta seguridad.
Comida: A mitad de cada etapa los porteadores tienen preparado un pequeño tentempié solido y liquido. Aun así es muy recomendable llevar en la motxila algo de picoteo rápido (barritas energéticas o similar) por si se necesita recuperar fuerzas durante la jornada.
Tiendas de campaña: Las tiendas son porteadas, montadas y desmontadas por los porteadores. A la mañana hay que dejarlas libres con cierta rapidez para que ellos puedan desmontar y comenzar a andar cuanto antes.
Dormir: Bajo mi punto de vista resulta imprescindible un buen saco de plumas para descansar en condiciones. Las temperaturas nocturnas son bajas y no hay que olvidar que, a pesar de los aislantes, estamos durmiendo sobre un glaciar. Necesaria esterilla: nosotros llevamos de las autoinflables y contar con esos centímetros extras de aire entre tu cuerpo y el suelo resulto todo un acierto a la hora de descansar.
Complementos imprescindibles (bajo mi punto de vista): Bastones de trekking y pequeño paraguas.
Petate o bolsa de viaje: Lo transportan los porteadores. Ahí se queda todo lo que no necesitamos mientras caminamos (saco, ropa de repuesto, neceser, material técnico de montaña, etc...). Tendremos acceso al mismo al llegar al campamento situado al final de cada etapa, no durante la misma.


9 de Agosto (1er día de trek):


ASKOLE (2.900 m.) - JHULA (3.160 m.) 

- Distancia recorrida:                    19,8 km.
- Duración de la etapa:                  7 horas 50 minutos  /  En movimiento:  5 horas 30 minutos.
- Desnivel acumulado:                   Ascenso:  615 m. /  Descenso: 365 m. 

Wikiloc: Track ASKOLE - JHULA

Después de una noche un poco pasada por agua nos levantamos y asistimos a ese "ritual" que hemos visto tantas veces en reportajes y documentales, el reparto de cargas entre los porteadores que nos acompañaran durante todas estas jornadas en Baltoro.


Shamshair Ali y David se encargan de organizarlo todo y controlar la distribución de los bultos.

Por fin...¡¡ nos ponemos en marcha !!

Saliendo de Askole.


Pasamos por el puesto de control de entrada al Parque Nacional Karakoram, donde mostraremos nuestros pasaportes y cubriremos las hojas de registro.

Ya pueden pasar...

El río Braldo, cuyo curso remontaremos durante varias jornadas.

No se cuantas veces lo haré de aquí al final del reportaje, pero disculpad si me repito con los adjetivos superlativos, me va a resultar inevitable usarlos una y otra vez.

Cruzando el furioso Braldo.

El puente no es que de los punteros en ingenieria moderna, pero es efectivo, que aquí es lo primordial.

Cada día de trek que pase el censo de gallinas ira descendiendo, lógicamente. Probablemente este porteador en un par de días lleve las manos libres...


Aparecen las primeras montañas de 5.000 metros


Este cable telefónico, que sirve para la comunicación de los puestos militares, nos acompañará desde Askole hasta Concordia.

Poco antes de llegar al campamento toca sacar los goretex y sacar el cubre motxila para protegernos de la ligera lluvia que ha empezado a caer.

En ese pequeño oasis verde se asienta nuestro primer campamento, pero para acceder a él tendremos que remontar río arriba hasta alcanzar el puente que nos permitirá cruzar el río.

Axun, nuestra querida eibarresa, cruzando el puente sobre el río Dumordo, que desciende del Glaciar Panmah y que vierte sus aguas en el Braldo.

Llegamos a Jula (Jhula) Camp, final de nuestra primera etapa.

Este quizás sea el campamento menos atractivo y más incomodo de todo el trekking, pero aún así a nosotros nos parece la hostia, con perdón.

Anochece en Jhula y se nota el cansancio pero cuesta dejar de observar la puntiaguda figura del hasta el momento no escalado Bakhur Das (5.809 m.) para meterse dentro del saco de dormir.


10 de Agosto (2º día):

JHULA (3.160 m.) - PAIJU (3.400 m.)

- Distancia recorrida:                    20,6 km.
- Duración de la etapa:                  8 horas 20 minutos  /  En movimiento:  6 horas 15 minutos.
- Desnivel acumulado:                   Ascenso:  600 m. /  Descenso: 360 m. 

 Wikiloc: Track JHULA - PAIJU


Amanece un precioso día.

En pie a las 5,30 h, desayunamos y las 06:30 h estamos en marcha.

Seguimos pegados al Braldo, nunca mejor dicho.

A veces mas de lo que nos gustaria.

Los porteadores rellenan sus botellas directamente en el rio. No quiero ni pensar en lo que nos podria llegar a ocurrir si a cualquiera de nosotr@s se le ocurriese beber ese agua de esa forma...

Segunda etapa de mucho calor (entorno a los 20º C).

Cualquier sombra es bienvenida y aprovechada.

Por lo que se intuye allá al fondo creo que el espectáculo va a comenzar en breve.

Aunque lo que vamos dejando atrás tampoco desmerece lo más mínimo.

El cordal de montañas tenemos a nuestra derecha lo componen los grupos de las Liligo Peaks y las Urdukas Peaks, todas ellas cumbres que sobrepasan los 6.300 m.

Que? Descansando?

Pues nosotros también, en un centenar de metros toca reponer fuerzas.


Como cada etapa, a mitad de la misma, Alí, Saleem y el resto de equipo de cocina tiene preparado té, sopa, galletas, etc. Algo rápido para reponer fuerzas antes de seguir camino.

A las mulas también les toca medirse con el Braldo.

Ojito con resbalar, no sería un buen lugar para hacerlo.

A medida que remontamos el margen izquierdo del río van surgiendo de entre las nubes un grupo de montañas que todavía no distinguimos del todo bien pero que intuimos que algo tienen que tener de especial.

Estamos a las puertas del paraíso, cuadrilla.

¿Especiales? Por supuesto: ante nuestros ojos se elevan al cielo parte del grupo del Trango (izquierda) y los puntiagudos picos de las cumbres que conforman las llamadas "Catedrales de la Tierra".

Camino de Paiju se alejan y se acercan dependiendo de por donde transitemos, pero no podemos quitarle la vista de encima a semejante maravilla de la naturaleza.

Despues de unas cuantas horas de pateo bajo un sol de justicia alcanzamos el campamento de Paiju, ubicado a las puertas de lo que es la lengua helada del Galciar de Baltoro.

Llegamos a buena hora, asi que da tiempo de disfrutar de la compañía de los porteadores...

... y sobre todo del increíble espectáculo que se abre ante nuestros ojos.


El sol se va poniendo: toca abrigarse y recogerse.

Mañana hay día de descanso, y los porteadores lo saben. Al caer la noche, después de cenar, se reunen en circulo para cantar y bailar.




11 de Agosto (3er día):

Jornada de descanso activo en PAIJU (3.400 m.) 

Paseo a media tarde por las cercanías del campamento: 

- Distancia recorrida:                    3,4 km.
- Duración:                                    2 horas 35 minutos  /  En movimiento:  1 hora 20 minutos.
- Desnivel acumulado:                   Ascenso:  285 m. /  Descenso: 275 m


Día de estancia en el campamento de Paiju, descansando y disfrutando de toda esta maravilla que nos rodea.


Panorámica tomada unos metros por encima del campamento, situado entre la pequeña zona de arboles de la izquierda y el cauce del río. 

Menudo enclave para plantar la tienda de campaña.

Y como puesto de observación tampoco está pero que nada mal.


A nuestra espalda y a más de 3000 metros por encima de nuestras cabezas podemos observar la preciosa cumbre del Paiju Peak (6.610 m.).

De repente, la voz de David resuena por todo el campamento, invitándonos a mirar hacia el este, hacia el grupo de Las Catedrales: durante unos segundos las nubes se retiran y podemos ver parte de la pirámide cimera de una de las montañas más bellas de la tierra, el K2.

La méteo y la temperatura acompañan hoy también, por lo que la mayoría del grupo aprovechamos para bajar hasta el cauce del Braldo, así, en plan "playita del Karakorum".

¿Que si está fría?
Pues hombre, teniendo en cuenta que proceden del Glaciar del Baltoro...termales, termales, no son, pero hay que intentar mantener en la medida de lo posible cierta higiene interior y exterior.

La hora de la comida...uffff...que decir.

Uno de mis mayores temores antes de venir era precisamente el tema de la alimentación, porque quizás el estomago sea mi punto más débil, pero hasta el momento (y por suerte así será hasta el final del trekking) todo va sobre ruedas, gracias al mimo y el cuidado que pone el equipo de cocina.

Ali y su equipo son unos auténticos magos: ensaladas, pollo, cabra, pan recién hecho y hasta pequeños caprichos como pizza (no hemos visto al de la moto por ningún lado) y patatas fritas. Comida sencilla pero rica, sana y prácticamente exenta de especias o picantes, ideal para evitar digestiones pesadas.

A la tarde David nos ha preparado un "paseo" por las cercanías del campamento, justo por debajo del Paiju.

Personalmente me resulta un tanto extraño el recorrido, ya que ascendemos por un terreno descompuesto y con cierta inclinación que a l@s miembros del grupo que tienen menos costumbre de caminar por sitios así, se les está haciendo un poco incomodo.
Sea como fuere David lleva los suficientes treks en Baloro a sus espaldas como para saber perfectamente lo que está haciendo (no para de repetir que todo tiene su explicación), asi que a hacer caso al guia y para arriba.

Después de un rato de subida realizamos una corta travesía lateral sobre lajas sobre las que decansaremos un rato antes de emprender el descenso.

Para abajo, a cenar y descansar, que mañana toca etapa potente.



12 de Agosto (4º día):


PAIJU (3.400 m.) - URDUKAS (4.050 m.).

- Distancia recorrida:                    19.3 km.
- Duración de la etapa:                  12 horas  /  En movimiento:  8 horas 15 minutos.
- Desnivel acumulado:                   Ascenso:  1.105 m. /  Descenso: 460 m. 

Wikiloc: Track PAIJU - URDUKAS


A las 5.30 arriba y a las 6.50 dándole.

Parece que vamos a tener otra jornada espectacular en cuanto a lo meteorológico.

De momento la roca manda.

Magnifica vista del comienzo del Glaciar del Baltoro: todo eso que tenemos frente a nosotros es una inmensa masa de hielo sobre la que tendremos que caminar y movernos a partir de ahora.

A la derecha de la imagen se puede observar el punto del frente glaciar desde donde sale a la superficie el rio Braldo, y a la izquierda, encerrados en los círculos amarillos las minúsculas figuras de algunos de los componentes de nuestro grupo, apenas imperceptibles ante la inmensidad que nos rodea.

La impresionante surgencia glaciar del rio Braldo.

En esta imagen se aprecia claramente el tipo de terreno por el que nos moveremos a partir de ahora: una inmensa masa de hielo cubierta en su superficie por una capa de derrubios, formada por la tierra y las rocas que ha ido arrastrando el frente glaciar.

Al poco tiempo de encaramarnos al mismo, comienzan a aparecer ante nuestros ojos esas míticas montañas de las que hemos oído hablar mil veces y cuyas siluetas hemos contemplado en fotos otras tantas ocasiones.

Todavía no me puedo creer que las tenga ahí enfrente.

Sobran las palabras.



El que escribe con el Paiju Peak (6.610 m.) de fondo.

El amigo Luis disfrutando de su segundo Glaciar de Baltoro: en el primero, realizado junto con Terese once años atrás. les fue imposible, debido al mal tiempo, ni disfrutar de las panorámicas de Concordia ni poder realizar el paso de Gondogoro La. Esperemos que esta vez haya más suerte y podamos gozar de todo eso juntos.

El glaciar esta en constantemente movimiento y esto provoca cambios en el mismo, sobre todo debido a la aparición de grietas.
La consecuencia de ello es que por donde se pasa en julio probablemente ya no se pueda pasar en agosto, lo que hace que los porteadores y los guias tengan que ir muy atentos para encontrar las posibles alternativas para continuar avanzando.

De todas formas, que queréis que os diga, cuando estas rodeado de toda esta maravillosa inmensidad haces kilómetros sin darte cuenta.



La cazadora de instantáneas, cazada con las legendarias cumbres que vamos dejando atrás:

A la izquierda Paiju Peak (6.610 m.), detrás de este, y a su derecha, el nevado Choricho (6.769 m). Detrás de Silvia, en un plano más adelantado, aparecen la Torre de Uli Biaho (6.109 m.) y a la derecha de esta el Glaciar del Trango.

Jornada espectacular en lo meteorológico y de mucho calor en las horas centrales: como veis el tema de las sombras esta más bien complicado, así que en cuanto aparece una, allá vamos...

Encerrado en el circulo hay un grupo de 7 personas, para hacerse una idea de la inmensidad del lugar.

Hacia el mediodía llegamos a Khorburtse Camp, un campamento situado entre Paiju y Urdukas en el que algunos grupos suelen dar por finalizada la jornada de pateo.

David, nuestro guia, viendo el buen ritmo que llevamos, decide continuar la marcha hacia Urdukas. Sera una jornada dura, pero al hacer dos etapas en una, eso nos hará ganar una jornada de margen en caso de mal tiempo.


Preciosa foto de Silvia haciendo zoom sobre dos de nuestros increíbles porteadores, con las cimas de Paiju, Choricho y Uli Biaho.

Lo que vamos dejando tras nuestros pasos.

Por fin podemos ver a lo lejos las tiendas naranjas montadas por nuestros porteadores en el campamento de Urdukas.

Muchas horas caminando, pero cada uno de sus minutos disfrutando.

Nos despedimos del grupo de los Trango, con el Dunge Glacier a su derecha.

Despues de 12 horas.... ¡¡ Urdukas !!.

Situado en la morrena lateral derecha del Glaciar del Baltoro y por encima de los 4.000 metros, Urdukas es otro de esos rincones en los que el cuello te acaba doliendo de tanto girarlo mientras disfrutas de su panorámica.




13 de Agosto (5º día):
:

URDUKAS (4.050 m.) - GORO II (4.275 m.)

- Distancia recorrida:                    12.3 km.
- Duracion de la etapa:                  7 horas 50 minutos  /  En movimiento:  4 horas 50 minutos.
- Desnivel acumulado:                   Ascenso:  540 m. /  Descenso: 315 m. 

Wikiloc: Track URDUKAS - GORO II

Amanece cubierto y con temperaturas bajas: hoy toca abrigarse antes de ponerse en marcha a las 06.50 h.

El agua va abriendo grietas y huecos en el glaciar que tendremos que ir sorteando de la mejor manera posible.

Mires para donde mires, ahí estará acompañandote la inmensidad del Baltoro.

Los porteadores van buscando las zonas de paso a través del glaciar y nosotros seguimos su rastro lo más dignamente que podemos.


“Cruza, cruza, que te grabamos, y si se rompe el puente de hielo hacemos caja con el video”.

Probablemente en Julio de hubiese podido cruzar recto (de izquierda a derecha de la foto). Ahora necesitaremos hacer un rodeo de unos 2 km para sortear la grieta que divide casi por completo esta parte del glaciar.

No hay mal que por bien no venga, eso nos permitirá descubrir y disfrutar las bellezas que encierra en su interior


A ratos la niebla se disipa parcialmente y deja entrever las siluetas de las enormes montañas que nos rodean.

Pero tan solo a ratos…

La jornada de hoy está siendo la más dura de las que llevamos de trekking en cuanto a climatología se refiere. Aun así, y a pesar de la lluvia y el viento frío, nuestros compañeros porteadores que forman el equipo de cocina no dejan de preparar el tentempié de mitad de jornada para que podamos recuperar fuerzas y entonar el cuerpo con una deliciosa sopa caliente.

No es que Ione, la benjamina del grupo, este pasando precisamente una jornada muy agradable debido a sus problemas estomacales, pero al menos entre David y yo conseguimos arrancarle con nuestras vaciladas una sonrisa de vez en cuando.

Poco antes de llegar al campamento nos topamos con esas formaciones heladas inmaculadamente blancas que surgen de entre los derrubios del glaciar, conocidos con el nombre de penitentes.

La niebla continua jugando mientras nos aproximamos a Goro II.

Por suerte a medida que avanza la jornada el tiempo mejora un poco: cesa la llovizna y se abre algún que otro claro que permite disfrutar del cada vez más impresionante entorno.

De repente, en una de esas aperturas, surge ante nosotros la silueta afilada de una de las montañas mas imponentes de la Tierra, el maravilloso Masherbrum, que nos ofrece su inexpugnable (hasta la fecha) cara norte.

Caminamos en silencio, embobados por la majestuosidad de lo que nos rodea, disfrutando (en alguno de los casos también sufriendo) a cada paso.



El fin de la etapa de hoy se acerca, llegamos a Goro II.

Hace tiempo que nuestros compañeros pakistanís llegaron y realizaron su trabajo, ahora les toca decansar.

Una vez organizada la tienda salimos a admirar el telón de fondo de hoy: el grupo de los Biarchedi, todos ellos picos que sobrepasan los 6000 metros.

Se esconden, pero sabemos que a nuestra izquierda están los Gasherbrum.

Mientras tanto el Masherbrum sigue jugando con la niebla.

Se acerca la hora de descansar, pero antes de meternos a los sacos nos llega una nueva sorpresa de los magos de la cocina.

Pedazo flan, jod...



14 de Agosto (6º día):


GORO II (4.275 m.) - CONCORDIA (4.590 m.)

- Distancia recorrida:                    12.3 km.
- Duración de la etapa:                  6 horas 50 minutos  /  En movimiento:  4 horas 35 minutos.
- Desnivel acumulado:                   Ascenso:  535 m. /  Descenso: 290 m. 

Wikiloc: Track GORO II - CONCORDIA


Brutal despertar en Goro II.


Si el día termina igual que ha comenzado hoy, much@s de l@s que estamos aquí haremos realidad uno de los sueños de nuestras vidas.

De momento a desayunar para coger fuerzas.

Difícil concentrarse en hacer la motxila teniendo esta panorámica sobre el Masherbrum y sus vecinos.

Para ellos es algo habitual...

...pero nosotr@s no echamos a andar todos los días con el Gasherbrum IV de frente.

Internándonos cada vez más en este paraíso de hielo y nieve.

Como aguante la meteo hoy vamos a flipar, vaya lujazo de día.

Ione, sorteando penitentes, a ver que tal se le da la jornada

Debemos de beber mucho agua (conveniente unos 3 litros por jornada, a los que añadiremos entre 7 y 10 gotas de iodo por cada 1,5 litros) y aquí no hay fuentes, por lo que es importante localizar los mejores sitios para recogerla.

David e Ibrahim aprovechando la base de un penitente para rellenar las botellas de agua.

Quien os iba a decir a vosotros dos que 11 años después ibais a estar aquí de nuevo ¿eh. pareja?.

Ordenando un poco esto, que esta gente me lo deja todo por ahí tirado.

A medida que transcurre el trek el numero de cabras y pollos que nos acompaña disminuye. Curioso, muy curioso...

A nuestra izquierda aparece otra de esas montañas legendarias ante la que te quedas embobado, la Torre de Muztagh (7.276 m).

Un pequeño alto en el camino para descansar mientras recreamos la vista.

¿Que qué hacen esas dos cúpulas metálicas blancas sobre el glaciar? Eso es un puesto militar y es el hogar durante semanas y semanas los soldados pakistanís destinados en esta zona del Karakorum.

Y hablando de hogares...ahí está...por fin...Concordia.

Años y años soñando con este momento y este lugar, y aquí estamos.

Las lágrimas de emoción (por que las hubo) dan paso rápidamente al nerviosismo: parece que se abre algún que otro claro y que las nubes se van disipando.

¿Tendremos suerte de poder ver emerger de entre las mismas a los gigantes que nos rodean? Por si acaso...preparen las cámaras.

La fortuna se ha puesto de nuestro lado, ahi están:

El puntiagudo Mitre Peak (6.030 m.) justo detras de nuestras tiendas, y al fondo el grupo de los Biarchedi (los que teniamos defrente en el campamento anterior, en Goro II).

Baltoro Kangri (7.345 m.) a la izquierda y las primeras cimas del glaciar Vigne (grupo Khumul Gri) a la derecha.

Al fondo a la izquierda asoma la punta del New Cristal Peak (6.220 m.), en primer plano la piramide del Marble Peak (6.195 m.) y al fondo a la derecha...

Al fondo a la derecha aparece "EL SUEÑO".

La montaña mas bella y salvaje del planeta :

K2 (8.611 m.)

A su derecha otra de las grandes: Broad Peak (8.051 m.)

El Sueño, nuestro sueño, por fin se ha hecho realidad.

Y poder disfrutarlo en compañia de esta maravillosa gente, todavia lo hace más bonito.

Ahora a disfrutarlo con intensidad.


Un ultimo rayo de sol ilumina la cima de otra increible montaña, el Gasherbrum IV (7.925 m.). Observandola aqui y ahora, entiendo perfectamente porque la llaman La Montaña de la Luz.

El sol se pone y la temperatura desciende rapidamente, pero hoy no hay cansancio ni ganas de meterse al saco: solo queremos seguir disfrutando en silencio del lugar más bonito de la tierra que jamás hayan pisado nuestras botas.

Mañana toca jornada de descanso aqui en Concordia, ojala el tiempo acompañe.

Esperemos que mañana salga buen dia. De momento, para nosotros, este 14 de Agosto, dia de la Independencia de Pakistán, será inolvidable (casi tanto como la tarta que ha preparado el equipo de cocina - seguimos flipando con estas cosas - para celebrar dicha conmemoración).


15 de Agosto (7º día):


Dia de descanso en CONCORDIA (4.590 m.)

Estoy dentro del saco y un ruido me despierta. Oigo voces al lado de nuestra tienda. Miro la hora en movil y veo que son poco más de las 5 de la mañana. El que habla es Luis A., invitandonos a abrir la cremallera de la tienda y a sacar nuestras cabezotas fuera.

Estoy bstante dormido todavia y le digo que se calle, pero ese "tu te lo pierdes" me hace recordar que estoy durmiendo en Concordia, asi que...

Abro la cremallera despacio y....¡¡ ostias !!.

¿Os podeis imaginar lo que se siente estando ahí, el interior de tu tienda, en pleno corazon del Karakorum, mientras observas desde dentro del calor de tu saco la Montaña de las montañas?

Assalaamu Aleikum, Egunon, Buenos dias, Mr. K2 y Mr. Broad Peak.




La diosa fortuna nos ha regalado una mañana de lujo en el campamento de Concordia.

Comenzamos el dia con una nueva celebración: nuestra querida Axun, nuestra "Maitxia", cumple hoy años y le hemos preparado una fiesta sorpresa durante el desayuno.

Puedo resultado con el tema, pesado pero me da igual:

Vale que estemos comiendo de autentico lujo para lo que se puede esperar en un trekking en el que es imposible abastecerse, pero lo de preparar esa pedazo tarta y ese bol de bizcocho a las 8 de la mañana aqui, en medio de la nada, con un hornillo, dos piedras y cuatro enseres de cocina...es que es para flipar.

El dia lo vamos a dedicar basicamente a hacer el vago: paseito por las cercanias del campamento, leer, descansar, pero sobre todo a disfrutar de este maravilloso lugar.

Retener en la memoria todas estas imagenes.

Visualizar legendarias rutas de ascenso mientras observas la montaña:

La Magic Line (linea verde), el Espolon de los Abruzzos (linea azul), la Ruta Cessen o Ruta Vasca (linea roja + azul) mientras imaginamos a leyendas del alpinismo como Messner, Kukuczka, Cessen o nuestro amigo Juanjo San Sebastian luchando por alcanzar la cima de esta impresionante montaña.
Sin olvidar el historico primer descenso integral con esquis realizado hace poco menos de un mes por el polaco Andrzej Bargiel (linea naranja).

 Admirar la brutal belleza de todo lo que nos rodea.

Y hablando de rodear: fijaros como tienen a David nuestros compañeros, los porteadores.

Tanto él como Ana, nuestra amiga y compañera medico, se esmeran en intentar curar las heridas producidas por las cargas y el precario calzado en el cuerpo de estos portentos fisicos.

Gente muy, muy dura.

Poco a poco el sol se pone en Concordia y los ultimos rayos de sol iluminan La Montaña de la Luz (Gasherbrum IV o G IV).

La ultima istantanea del dia se la tienen que llevar obligatoriamente esos dos gigantes de 8000 metros que quedan delante de nuestras tiendas y de los refugios de piedra y lona roja en los que hacen noche los porteadores.



16 de Agosto (8º día):


CONCORDIA (4.590 m.) - ALI CAMP (4.800 m.) - MUNEER CAMP
(5.100 m.)

- Distancia recorrida:                    12.2 km.
- Duracion de la etapa:                  7 horas 50 minutos  /  En movimiento:  4 horas 50 minutos.
- Desnivel acumulado:                   Ascenso:  790 m. /  Descenso: 100 m. 

 Wikiloc: Track CONCORDIA - ALI CAMP - MUNEER CAMP


Se acabó el descanso y la contemplación: toca desmontar el campamento, colocarse la motxila y abandonar el sueño de Concordia.

David y Akhond Ibrahim, nuestros guias, despues de estudiar las previsiones de la meteo han tomado la decisión de continuar hacia Gondogoro La, el paso clave de este trekking.

De Concordia continuaremos por el Glaciar de Baltoro en direccion este.

A nuestras espaldas dejamos la legendaria confluencia glaciar donde hemos pasado el ultimo dia y medio.

Un miembro del Rescue Team que baja de Gondogoro La le informa a David del estado del paso y de las previsiones de la meteo, que al parecer son un tanto inciertas.

El grupo va fuerte: la aclimatación parece que es la correcta y el dia de descanso de ayer le ha venido muy bien a la gente que traiamos un poco tocada, asi que, a expensas de lo que ocurra con el tiempo, nosotr@s continuamos adelante.

Unas dos horas despues de haber salido de Concordia abandonamos el Glaciar de Baltoro y nos vamos desviando hacia el sur, hacia el Glaciar Vigne.

Hasta Concordia el terreno permitia caminar con zapatillas de trekking, pero la jornada de hoy, al discurrir practicamente en su integridad sobre hielo, requiere un calzado más potente y de mejor agarre, asi que toca calzarse las botas de invierno.

Nuestras caras creo que reflejan la felicidad que sentimos al encontrarnos en este paraiso de roca y hielo: el grupo de cumbres (todas por encima de los 6.500 m.) que forman el Khumul Gri (o Vigne Peaks) a la izquierda de la foto y al fondo el Tassa Brakka (6.700 m.)

Saleem y Akhond Ibrahim preparando lo que en Euskadi seria nuestro "hamaiketako", un tentempié de media mañana.

Fijaos en esa especie de bizcocho ¿Es o no es magico lo que hace esta gente en medio de la nada con esos excasos medios?

Te, sopas, galletas, bizcocho...ni las migas van a quedar.

Lo siento, es que no puedo dejar de observar esa montaña. Hay muchas más, pero...el K2 es muy especial.

Adentrandonos en el Glaciar Vigne, otro lugar de ensueño.

El glaciar presenta un aspecto muy compacto, comodo para caminar y sin presencia de grietas, pero no debemos bajar la guardia sobre todo con estos bonitos torrentes por los que desciende el agua del deshielo.

Un resbalon al cruzarlo podría resultar fatal, puesto que seria como caer dentro de un tobogan de suelo y paredes heladas donde la posibilidad de detenerse sería practicamente nula y las de acabar colandose en una grieta o en alguna laguna bajo el hielo, alta.

Vistazo hacia atras.

Al llegar a la altura de un puequeño circo glaciar lateral giramos a la derecha hacia la morrena, donde nuestros porteadores ya han montado tres de las tiendas grandes.

Acabamos de llegar a Ali Camp (4.800 m.), en teoria, el objetivo de la jornada y el lugar donde se supone que vamos a hacer noche.

Ellos lo hicieron mucho antes, como no.

Hemos llegado a las 14,30 h. al campamento y despues de descansar unos 30 minutos nuestro guia nos propone, vista la hora que es y el buen estado del grupo, no hacer noche aqui, en Ali Camp, y continuar hasta Muneer (o Munir) Camp, situado a 1 hora y media de aqui (aprox.) glaciar arriba.

Sin dudarlo nos ponemos en camino, escoltados por las montañas más altas de la tierra.

Rebasamos los 5.000 metros de altura.

En el punto donde el glaciar Vigne se divide en dos, tomamos el ramal de la derecha.

El calculo ha resultado casi exacto: 1 hora y 25 minutos despues de abandonar Ali Camp llegamos a Muneer Camp.


Campamento compuesto por esa unica tienda que se ve en la foto.

A la izquierda el paso clave del trekking.

Pero eso sera mañana, o bien dicho, dentro de un rato.

A las 20 h. todo el mundo en los sacos para intentar descansar unas pocas horas.



17 de Agosto (9º día):


MUNEER CAMP (5.100 m.) - GONDOGORO LA (5.610 m.) - HISPANG CAMP (4.700 m.)

- Distancia recorrida:       8.9 km.
- Duracion de la etapa:    - Munir Camp a Gondogoro La:             4 horas  /  En movimiento: 1 hora 30 minutos.
                                         - Gondogoro La al Glaciar de Gondogoro (5.000 m.):      3 horas 30 minutos.
                                         - Del Glaciar de Gondogoro a Hispang Camp:               2 horas 30 minutos  /  En movimiento: 1 hora 15 minutos.

Total etapa: 10 horas / 560 m. de ascenso / 950 m. de descenso.

Wikiloc: Track MUNEER CAMP - GONDOGORO LA - HISPANG CAMP


¿Y como es la jornada del Gondogoro La?  Esa quizás sea "la pregunta" del trekking.

Aqui os dejo un video editado con las imagenes grabadas por nuestro amigo Luis Aretzaga (eskerrik asko por este precioso recuerdo, Luisito).


Salimos a las 01.30 h de la tienda y enseguida entramos en el glaciar, donde nos ponemos los crampones.

Una hora más tarde hemos atravesado el glaciar y llegamos a la zona donde comienza la cuerda fija que utilizaremos durante toda la ascensión.

Cada uno de los componentes del grupo llevamos una cinta unida al arnes y debemos pasar el mosqueton del otro extremo por la cuerda fija antes de afrontar las primeras rampas de nieve.

La subida se realiza practicamente en su totalidad de noche, sin más luz que la de nuestras frontales.

Dependiendo de la experiencia en montaña invernal que se tenga y de que tal se haya aclimatado tu cuerpo a la altura, la dificultad de la subida puede resultar muy diferente para un@s y para otr@s.

En estas fechas hay muy buena huella y la seguridad de la cuerda ayuda mucho, pero a algun@s de nuestros compañer@s el ambiente de ascension glaciar, el esfuerzo por la inclinación del terreno y sobre todo el cansancio provocado por la altura, hacen que las horas de ascensión a Gondogoro La les suponga todo un reto fisico y mental.

Es en la parte final donde comienza a amanecer y donde podemos disfrutar del majestuoso entorno y de la impresionante magnitud de lo que nos rodea.

(Se siente la mala calidad de algunas de las fotos, pero estaba más atento a echarle un cable a Javi, mi tocayo madrileño, que a la cámara).

Primeras luces del dia, con el K2 de fondo.

Ascendiendo en pequeños grupos siguiendo la cuerda fija.

Cada un@ a su ritmo.

Ali cierra el grupo, siempre pendiente de los movimientos de nuestra amiga Anna.

Luis N. peleandose con la rampa final.

Venga, animooooo, que lo tenemos ya.

Ibrahim escoltando los ultimos metros a nuestro compañero Javi, cansado por el esfuerzo y agotado mentalmente ("no me vuelven a pillar en una de estas en la puta vida")

Luis inmortalizando el momento en el que llegamos al paso Alvaro, Luis N. y yo.

¡¡ Lo tenemos, cuadrilla !!

Acabamos de llegar al paso de Gondogoro La (5.612 m.), punto clave del trek.

Momentos de felicidad y celebración compartida por y para todos los que estamos aqui.

Otro precioso sueño que hemos podido hacer realidad juntos.

Nuestras caras creo que lo dicen todo...

Foto de grupo, con la mayor concentración de montañas de más de 8.000 metros del planeta a nuestras espaldas.

Un último abrazo de felicitación con Anna antes de afrontar el descenso, con la impresionante silueta en forma de lanza del Laila Peak de fondo.

Sin nada de viento, sin sensacion termica de frio, y con una alegria inmensa, nos disponemos a descender hacia el Valle del Glaciar del Gondogoro.

Despues de descender unos 50 metros sobre facil terreno helado, la nieve desaparece y da paso a un terreno bastante inclinado y, lo que es más peocupante, muy descompuesto.

La presencia de la cuerda fija parece ayudar, pero los que nos hemos visto envueltos en esta situación en alguna ocasión sabemos del peligro de los tirones inesperados que se producen al descender varias personas por la misma cuerda.

Comenzamos a bajar e inmediatamente el grupo se va cortando y dividiendo en otros más pequeños.

Ibrahim, nuestro guia local desciende con bastante rapidez haciendose cargo de unas 6 unidades, pero
gran parte del grupo no tiene ninguna costumbre en moverse en este tipo de terrenos, lo que hace que el descenso sea muy lento.

Los que contamos con más experiencia nos damos cuenta rapidamente de que David, nuestro otro guia, va a necesitar algo de apoyo, asi que nos disponemos a echar un cable, encargandonos de ayudar al resto de l@s compañer@s.

Es un descenso que se hace largo y tenso, pero en el que hay que olvidarse de las prisas: hay que ir muy atento a donde se pisa, a los tirones de la cuerda y sobre todo a los desprendimientos de piedras.

Personalmente preferiría bajar esto con nieve, sin ninguna duda.

Pero hoy nos ha tocado esto y no queda otra, hay que bajar de aqui e intentar que nadie sufra ningun percance.


Corto fragmento de video del descenso del Gondogoro, valido para hacerse una idea del ritmo de descenso al hacerlo en grupo:


Despues de más de 3 horas para descender 600 metros de desnivel llegamos al fondo del glaciar.

Uffffaaaaaa, que alivio tú, vaya tensión durante toda la bajada.

 Esa sería aproximadamente la linea seguida en el descenso hasta el glaciar.

Nos reagrupamos, nos relajamos durante unos minutos y afrontamos el descenso hacia el siguiente campamento, que todavía nos llevará un buen rato.

Seguimos siendo puntos irrelevantes (figuras en circulos amarillos) cruzando esta inmensidad de hielo y roca.

Silvia descendiendo con el inconfundible Laila Peak (6.096 m.) al fondo.

Despues de nosecuantos dias, y ya muy cerca de las tiendas naranjas montadas en Hispang Camp por los porteadores, volvemos a ver y a pisar verde.

Miralos, que cracks, parece que estan diciendo: "pero venga, coño, ¿como sois tan lentos?, si nosotros hemos bajado por el mismo sitio con grandes cargas y hace horas que estamos aqui esperando".

Y no les falta razón para nada: no les llegamos (yo por lo menos) ni a la suela de las sandalias que calzan.

Pero bueno, nosotros, en mayor o menor medida, también nos hemos ganado el descanso después de las 10 horas de hoy, y creo que, contemplando esto que tenemos delante, relajarse va ser muuuuuy facil.



18 de Agosto (10º día):


HISPANG CAMP (4.700 m.) - SAICHO (3.425 m.)

- Distancia recorrida:                    17.1 km.
- Duracion de la etapa:                  7 horas 5 minutos  /  En movimiento:  5 horas 5 minutos.
- Desnivel acumulado:                   Ascenso:  105 m. /  Descenso: 1.355 m. 

Wikiloc: Track HISPANG - SAICHO


Hoy amanece un dia gris y cubierto, aunque eso no es lo que más me preocupa. Silvia se ha levantado con problemas estomacales y bastante flojera, pero aqui no queda otra que continuar descendiendo, asi que la liberamos del peso de su motxila y nos ponemos en marcha.

A pesar de estar parcialmete cubierto impresiona bastante pasar bajo la espectacular pared del Laila.

Silvia no puede hacer 200 metros seguidos sin tener que pararse a causa de los retortijones, le espera un dia bastante jodido.

Meenos mal que no se pierde el humor en el grupo.

La foto no hace justicia a la impresionante magnitud del glaciar este del Masherbrum.

Poco a poco vamos descendiendo, ya por terreno de tierra, lo cual hace más llevadero y rapido el avance.

Bueno, tambien tiene sus cosillas...

Llegados al lugar donde el grupo tiene previsto realizar un descanso para almorzar algo, Silvia comenta que prefiere, si es posible, no parar para llegar al campamento cuanto antes.

Lo comentamos con nuestros guias y les parece bien que nos adelantemos, asi que en compañia de Ibrahim y Luis A. seguimos camino.

Un par de veces toca descalzarse para cruzar estos torrentes de agua que descienden de los glaciares (y sí, logicamente esta fria de coj...).

Para que no falte de nada le vamos a añadir un poco de lluvia fina al tema.

Se acaba el terreno más o menos llano y comienza el descenso hacia el Valle de Saicho.

He puesto más o menos llano, verdad?

Bueno, parece que dentro de un rato estaremos por ahi abajo y Silvia podrá meterse al saco para descansar y recuperar.

Menos mal que esta fuerte mentalmente, porque no es nada fácil hacer por este tipo de terreno 17 km descendiendo más de 1.300 metros de desnivel soportando una severa diarrea, con la debilidad fisica que eso conlleva.

Finalmente llegamos al campamento de Saicho, una secuencia de pequeñas terrazas de tierra rodeada de arboles y atravesada por un pequeño riachuelo que a mí, despues de ver el terreno sobre el que hemos acampado estos dias, me esta pareciendo el mejor camping de 5 estrellas del mundo.

Y con estas vistas...a ver quien dice lo contrario.



19 de Agosto (11º día):


Jornada de descanso en SAICHO (3.425 m.)

Hoy toca levantarse tarde, asi que nos vamos desperezando poco a poco. Bueno, hasta que entra en la tienda Ibrahim Rustam, más conocido como "Big Rustam", una autentica fuerza de la naturaleza que no ha perdido ni un apice de su vitalidad a pesar de que ya no es un chaval...

Big Rustam (de pie) y Akhond Ibrahim (sentado a su derecha) son dos leyendas vivas de la montaña del Karakorum, y han participado en numerosas expediciones a montañas de 8000 metros acompañando a los grandes alpinistas que se aventuraban en ellas.
Lo dicho, dia de de relax que nos viene genial para recuperar haciendo lo que a cada un@ más le apetezca:

La sección intelectual se entrega a la lectura.

Mi buen amigo Luis al postureo total 😝😝

Akhond Ibrahim a la meditación.

Y yo, junto con una mucho más recuperada Silvia (las 20 horas seguidas de descanso en el saco le han venido genial), a disfrutar del brutal entorno natural que nos rodea.

Paredes infinitas.

E imponentes gigantes.



20 de Agosto (12º día):


SAICHO (3.425 m.) - HUSHE (3.175 m.)

- Distancia recorrida:                    10.6 km.
- Duracion de la etapa:                  3 horas 10 minutos  /  En movimiento:  2 horas 30 minutos.
- Desnivel acumulado:                   Ascenso:  90 m. /  Descenso: 315 m. 

Wikiloc: Track SAICHO - HUSHE


Nos despedimos de Saicho y afrontamos la ultima y relajada jornada de este maravilloso trek, que nos llevará hasta la aldea de Hushe.

Cruzando el rio Hushe.

En esta corta etapa nos encontramos un camino muy cómodo, sin dificultad alguna.

Eso sí, igualmente espectacular.

Sigue el curso del rio Hushe, tranquilo en esta epoca pero seguro que más bravo en otros momentos del año.

Hace unos dias vimos la afilada silueta del Masherbrum (7.821 m) desde la otra vertiente, la norte. Hoy podemos contemplar su no menos espectacular cara sur.

Vamos acercandonos a zona habitada.

Cabañas de pastoreo.

Cultivos en terraza.

Finalmente aparece ante nosotros la aldea de Hushe.

Nuestros compañeros alegres por volver a casa con sus familias.

Nosotros tremendamente felices por completar nuestro sueño.

Llegamos a Hushe (3.150 m.), ultima aldea habitada del valle y cuna de muchos de los porteadores que trabajan para las expediciones en el Karakorum.

Entramos en la pequeña oficina del parque donde dejamos constancia de nuestro paso.

Y llegamos al local del Proyecto Hushe, una iniciativa que desde hace años coopera con las gentes de la zona para potenciar la educación, la sanidad y los medios agricolas de este remoto valle.

Aqui finaliza esta maravillosa experiencia que nos ha llevado a recorrer a pie el corazon del Karakorum durante 136,5 km.

Ahora a subirse a los todoterreno para emprender una nueva aventura (lo de las carreteras de montaña asi lo son) que nos llevara hasta la población de Machulo.


VIAJE HUSHE A MACHULO


De Hushe nos desplazamos a Machulo por otra de esas enrevesadas carreteras de montaña que tardaran años en conocer el asfalto, y que atraviesa multiples pequeñas aldeas.

Nos cruzamos con los vehiculos escolares que transportan a las y los estudiantes: en uno los niños y en el otro las niñas (por fortuna cada dia se ponen menos trabas a la escolarización de estas ultimas).

Otro de esos desplazamientos inolvidables.

Una hora y media después llegamos a Machulo, donde nos alojaremos en la casa de huespedes de la Felix Iñurrategi Foundation Baltistan.



Excelente lugar para descansar y reponer fuerzas antes del viaje de retorno a Skardu.

Pero antes Akhond Ibrahim, Shamshair Ali y "Big" Rustam se ofrecen a descubrirnos el pueblo y mostrarnos los avances que gracias a la Fundación y, sobre todo, al gran esfuerzo de los habitantes de Machulo.

Una gran labor comunitaria que ha permitido convertir unas aridas laderas en fertiles terrazas dedicadas al cultivo gracias a toda una labor de ingenieria.

Mediante el uso de equipos de bombeo han logrado llevar el agua del rio a lo alto del pueblo para desde alli, encauzarla en descenso hacia las terrazas de cultivo.


Construir estos canales de agua han requerido muchisimo esfuerzo por parte de los hombres y las mujeres de Machulo.

Pero los frutos de tanto trabajo saltan a la vista.



Otro rincón inolvidable que quedará para siempre en nuestra memoria.

Ya en la parte baja del pueblo otra perciosa experiencia nos espera.

Una pequeña tienda, la compra de una pelota ..y se monta el lio: decenas de criaturas nos rodean y ¡¡ comienza el partido !!.

Momentos entranables.

Somos la atracción del día para ellos.

Nuestros anfitriones nos llevan a conocer las obras de ampliación de la escuela de Machulo, objetivo prioritaro de la Fundación en estos momentos.


Y aquí, en este maravilloso rincón, es donde se pone el punto final a nuestro reportaje, ya que lo que tenemos por delante es deshacer lo andado: vuelta a Skardu de alli a Islmabad y vuelo de regreso a casa.

Nos vamos muy felices por lo vivido, pero un pelín tristes por marcharnos del Karakorum: de alguna forma esta tierra, sus montañas y sobre todo sus gentes se han ganado para siempre un sitio en nuestro corazón.

No quiero acabar sin dedicarle tambien este repor al genial grupo con el que hemos compartido esta maravillosa aventura, por supuesto.

¡¡¡ ESKERRIK ASKO, KUADRILLA !!!

No hay comentarios: