(28-12-2019) PEÑA TEN (2.140 m.) desde área recreativa Los Carbellares (León) - Parque Natural del Ponga (Asturias)

  (Horarios, mapas, tracks y demas...al final del repor)

Vaya, parece que arranca un poco fresco el fin de semana de monte por tierras leonesas.

Después de hacer noche en el Hostal Tierra de La Reina de Boca de Huérgano nos montamos en la "bomba de humo" de Luis, que nos llevará hasta los Carbellares (1.225 m.), un área recreativa situada a pie de carretera un kilómetro después de pasar el pueblo de La Uña, en dirección al Puerto de Tarna.

Por esa misma carretera será por la que tendremos que cubrir los 250 primeros metros de la ruta antes de desviarnos a la derecha para cambiar asfalto y umbría por hierba y sol (que no calor...).

Han pasado unos cuantos años (bastantes en realidad) desde que leí en algún sitio el dicho asturiano "Ten y Pileñes, buen par de peñes" que se quedo ahí grabado. Parece que por fin llego el momento de conocernos.

Luis a punto de entrar en el pequeño escobar que encontramos después de cruzar la helada pradera. Al fondo podemos distinguir la Peña el Castiello, la cuál tendremos que dejar a nuestra derecha.

Antes deberemos de cruzar el rio Esla, cercano a su nacimiento y muy lejos del caudaloso río en el que se convertirá a medida que desciende hacia el sur.

Alberto buscando los margenes de la todavía helada pista para evitar posibles patinazos.

La pista nos llevará a cruzar este pequeño estrechamiento que encontramos a la altura de la anteriormente citada Peña El Castiello (quedaría justo a nuestra derecha).

Unos 200 metros después de dicho estrechamiento, y ya con el Valle de Valdosín abriéndose a nuestra izquierda, abandonamos la pista y giramos a la derecha para ir enfilándonos hacia la ladera rocosa de Peña Ten.

Dos grandes robles nos servirán de referencia: los hermanos Nieto se dirigen hacia el primero de ellos (circulo amarillo).

A nuestra derecha dejamos una cabaña - refugio, la Majada de Lario.

Los dos preciosos ejemplares de roble y Peña Ten.

El Valle de Valdosín va quedando cada vez más abajo.

Ahora toca pasar una zona de matorrales para posteriormente ir girando a la izquierda en busca de la parte baja de la montaña de Peña Ten, una primera barrera de rocas denominada las Pedrices.

Aquí comienza la ascensión propiamente dicha, así que es buen momento para quitarse algo de ropa antes ir en busca del paso entre las rocas que tenemos a nuestra izquierda.

Luis superando el estrechamiento entre la roca caliza.

Al final de este vamos a dar al comienzo de una larga y ancha canal herbosa.

Esta podríamos titularla "Los pastores de Peña Ten", por ejemplo.

Al final del cuestón verde encontramos los primeros neveros.

La flecha amarilla señala la canal de hierba en la que se encuentra Luis antes de afrontar, ya por terreno nevado (flecha roja), el potente desnivel que hay hasta llegar donde nos encontramos.

El track que llevo en el gps indica que deberíamos de dirigirnos a media ladera hacia aquella punta rocosa del fondo (flecha amarilla), pero nos entra cierta duda ya que en la ladera que queda a nuestra izquierda podemos distinguir huellas en la nieve (linea azul).

Decidimos hacer caso del gps y, en vez de tirar a derecho por la pala (opción perfectamente valida, de hecho descenderemos por ahí), haremos la media ladera.

Cruzando terreno nevado en dirección al peñasco.

Al llegar a su altura tenemos claro que no queda otra que tirar a derecho para ganar la arista. A la derecha, el gran circo de la cara sur de Peña Ten.

¿No queríais taza? Pues hala, ahora taza y media.

En el comienzo de la arista.

En este precioso ambiente de gran montaña en el que nos encontramos ahora, cobra sentido la segunda frase del dicho astur del que hablaba al principio:

"Ten pa les cabres y Pileñes pa les oveyes"


Entramos el tramo de arista propiamente dicho: de momento, y a pesar de la pinta, se avanza sin mayor problema.

Si la nieve cubriese por completo dicho tramo sería otro cantar, pero buscando la roca se asciende con comodidad, al menos hasta esa primera punta de ahí arriba.

A partir de ahí, la cosa cambia un poquito: la parte final de la arista hasta la cima de Peña Ten presenta nieve prácticamente en su totalidad.

Lo que está claro es que recorrer el tramo sin los crampones puestos resultaría una imprudencia total, dado el estado de la nieve (bastante dura) y el pedazo tobogán helado que tenemos esperando a nuestra izquierda, así que aprovechamos que nos encontramos sobre terreno rocoso para colocar cómodamente los pinchos en nuestras botas.

Alberto metido ya en faena, recorriendo el filo de la arista, alternando la nieve con los tramos de roca.

A pesar de estar muy cerca ya, hay que estar muy concentrado en donde y como se pisa, porque aquí ya no se admiten fallos.

No te muevas, que ya voy, majetona...

Metros finales para mis dos compañeros.

Cima de Peña Ten (2.140 m.)

360º de placer.


Espectacular fondo con el Macizo Central de Picos de Europa a la izquierda, las cumbres de la zona del puerto de San Glorio en el centro y el Pico Murcia y Espigüete a la derecha. Aquí abajo, los Puertos de la Fonfría.

Más cerca, las cumbres de los montes de Riaño y el Valle de Valdeburón.

El precioso Macizo del Mampodre.

Maciédome y Tiatordos al fondo, y justo debajo de nosotros, a la derecha, Peña Pileñes.

Panorámica de la norte.

Después de un buen rato disfrutando de estas magnificas vistas llega la hora de volver a recorrer la arista.

Gran día, eh, compañero.

La parada para quitar los crampones se aprovecha para disfrutar de un almuerzo "de la casa".

Deshacemos lo andado pero después de la arista no volvemos hacia el peñasco...

...sino que aprovechamos las zonas de nieve para clavar talón y descender con más rapidez.

El Valle de Valdosín a tiro de piedra.

Desde la pradera cercana a la carretera obtenemos una imagen de Peña Ten perfecta para dibujar un croquis de la ruta: la linea azul marca la subida, los puntos señalan el tramo de arista, el triangulo indica la cima y la linea roja la variante de descenso seguida (que también serviría como linea de ascenso).

Bueno, amigos, cuidarnos bien esto que prometemos volver a la zona, que nos ha quedado pendiente Peña Pileñes.

Un placer haberte disfrutado, Peña Ten.

Y hablando de disfrute...¿se os ocurre algo mejor para cerrar una jornada tan guapa de monte?.
A nosotros no, asi que si nos disculpáis...


DATOS DE INTERÉS (Orientativos)

Distancia recorrida:  10,7 kilómetros.

Tiempo ascenso:  2 horas 20 20 minutos (sin contabilizar paradas )

Tiempo descenso: 1 hora 35 minutos (sin contabilizar paradas).

Desnivel positivo acumulado: 970 metros.

Mapa de la ruta (pinchar sobre el recuadro del ángulo superior derecho para ampliar)  


WIKILOC (ver mapa y descargar track): PEÑA TEN desde Los Carbellares

DESCARGAR solo TRACK PEÑA TEN desde Los Carbellares