.

.

(09-08-2010) DEBELA PEC (2.014 mts) y BRDA (2.008 mts) desde Lipanca - Región de Gorenjska - Eslovenia

Partimos de Mojstrana, preciosa localidad cercana a Kranjska Gora donde estaremos alojados tres dias, para hacer una ascension a un monte que en las guias aparece como el mejor mirador sobre el macizo del Triglav, el techo de Eslovenia.

Conducimos hasta Jesenice donde nos desviamos hacia Pokljuka, un plateau o planicie de montaña situada a una altitud de unos 1.300 mts y localizada dentro del Parque Nacional del Triglav.

Llegamos hasta el final de la pista forestal: aparcamos la furgoneta, pillamos las motxilas y venga...a patear.

Esta primera parte de la ascension discurre por un precioso bosque de pinos.


La pista es ancha y clara como podeis comprobar.

Despues de unos 40 minutos llegamos a un gran claro en el bosque donde nos encontramos una serie de cabañas: estamos en Planina Lipanca.

Al llegar a su altura giramos a la derecha para tomar el camino que asciende hacia Debela.

Vale, parece que vamos bien.

A partir de este momento el sendero va ganando altura progresivamente, cosa que a la rodilla de algun "cuatrimalayista" no le hace mucha gracia. Es logico, "este gran alpinista no esta acostumbrado a este tipo de tachuelas, no es su terreno".

Unai, Irene, Asier, Alex y Silvia llegando a un primer collado.

El camino esta bien señalizado y se agradece porque a medida que vamos asecendiendo...

...vamos encontrando mas niebla.

Chicos, no se yo si hoy vamos a tener muchas vistas desde alla arriba.

Parece que se adivina alli al fondo lo que puede ser ya el cordal cimero.

Si, aquello de alla arriba debe de ser la cima de Debela Pec.

Un vistazo hacia atras.

Ultimos metros para Alex e Irene.

El grupo en la cima de Debela Pec (2.014 mts).

Desde la cima podemos intuir entre la niebla las formas de las paredes que tenemos enfrente: el Macizo del Triglav.

A ratos podemos disfrutar de las vistas:

Esas paredes del macizo caen en vertical casi 1400 mts hasta el Valle del Krma.

La entrada del valle.

Nos despedimos de la cima del Debela, que nos ha permitido "medio disfrutar" de sus panoramicas y comenzamos a descender.

De nuevo a la "mierda blanca".

Ahi enfrente esta esa cima que debe de ser el monte Brda, vecino del Debela Pec pero al que se le hace bastante menos caso.

Llegamos al collado que los separa: Unai tiene ganas de tirar hasta su cercana cima y decido seguirle.

El paisaje es karstico en esta zona de las cimas.

Llegamos a la cima del Brda (2.009 mts) y casi sin detenernos (desde aqui no se ve nada) comenzamos a bajar para reunirnos con el resto del grupo.

Bajando nos tropezamos con esta especie de "rebeco esloveno" que no parece tener ningun tipo de temor ante la presencia de pisahierbas extraños.

Dejamos en las alturas al bicho y continuamos descendiendo ahora ya reagrupados.

Antes de perder mas altura aparece al borde del camino una especie de colladito al cual nos acercamos con la esperanza de poder ver algo y sí , la verdad que algo nos permite ver.

Los paredones del macizo del Triglav.

El valle de Krma.

Despues de un ratillo de contemplacion volvemos a retomar el camino de bajada.

Las cimas van quedando alla arriba....

...y las cabañas aparecen alla abajo.

Al llegar a Lipanca (cabañas) nos detenemos a reponer fuerzas mientras recreamos la vista con la extensa panoramica que tenemos delante.

Una vez hemos ¿llenado? el estomago continuamos el descenso hasta adentrarnos en el bosque para finalmente alcanzar nuestro punto de partida.


Resumiendo: mañanera agradable poco exigente aunque con un cierto desnivel (600 mts.) aproximadamente.
Una buena y comoda alternativa a la larga ascension al Triglav si queremos disfrutar de unas excelentes vistas sobre la zona siempre y cuando la niebla lo permita.

DATOS DE INTERES (Orientativos):

Tiempo subida: 1 hora 40 minutos.
Tiempo bajada: Mucha parada, bocadillo, risas...sin contabilizar.
Desnivel: 600 mts.

1 comentario:

El tetramalayista dijo...

Excelente blog, y la verdad es que la gente que aparece parece muy maja.
Respecto al cuatrimalayista quizá no sea propiamente la pendiente la que le molesta; yo creo que puede ser la cantidad exagerada de oxígeno que tenía que ingerir a esas alturas tan nimias: es muy probable que tenga quemados ya los pulmones... aparte del cerebro, claro... ;)