.

.

(27-11-2016) SAN TIRSO (1.333 metros) desde el Santuario de Okón - Sierra Cantabria / Toloño - Alava.

 (Horarios, mapas y tracks...al final del repor)

Hace un montón de años que Silvia y yo no nos acercábamos a la parte alavesa de la Sierra de Cantabria y ya había ganas de volver asi que, después de "liar" a una buena parte de la cuadrilla del monte aquí estamos.

Conducimos hasta el pueblo de Bernedo y a la entrada de este tomamos el desvío que asciende hasta la Ermita de Nuestra Señora de Okón.

Desde ahí nos ponemos en marcha retrocediendo por la carretera unos metros para tomar una pista señalizada (cartel "San Tirso 1 h 30 min.")

El camino no tiene perdida puesto que esta muy bien señalizado (forma parte del sendero de Gran Recorrido GR 1)

El recorrido hasta llegar a la parte alta del cordal transcurrirá por una ancha y cómoda pista exenta de rampas ni fuertes subidas.

Paseo apto para todos los públicos.

Da igual la época del año en la que se camine por bosques como este porque siempre resultan preciosos, pero quizás sea ahora en otoño cuando resulten más atractivos de recorrer.

Los dos txikis, Alejandro y Adrián, ya hace tiempo que se contagiaron del veneno montañero asi que se encuentran en su salsa, además hoy están disfrutando de lo lindo porque han salido "con los mayores".

Nos estamos acercando a la parte alta: aparecen restos de la ultima nevada, la vegetación se va abriendo y la niebla quiere envolvernos.

Menos mal que de vez en cuando el viento la dispersa y nos permite disfrutar durante unos segundos de las vistas sobre la llanada alavesa.
 
Apenas salimos del bosque nos encontramos con el Bonete de San Tirso, un gran peñasco rocoso que emerge solitario de entre la niebla.

Silvia a los pies de la pared norte del monolito rocoso.

El cómodo sendero nos va llevando ahora a por el cordal hasta alcanzar un amplio collado donde continuaremos hacia la derecha, en busca de la cima del San Tirso.

Una pena que la niebla se haya adueñado de la parte alta pero...unas veces se gana y otras se pierde, "el jurgol es asín".

El marcado sendero (perfectamente perceptible aun con niebla) nos va llevando hacia la cresta que se va elevando delante de nosotros en dirección oeste, conformando la linea de cimas culminantes de esta zona de la Sierra de Cantabria.

Continuamos caminando paralelos a las paredes, siempre por el lado derecho en sentido de la marcha, hasta llegar a una zona en la que el sendero se detiene a los pies de la canal por la que asciende la ruta que lleva a la cima del San Tirso (flecha azul).
 
Unos metros antes a nuestra izquierda (flecha amarilla) encontraremos en la pared de roca la entrada a la Ermita de San Tirso, ubicada en una oquedad presente en la parte baja del farallón rocoso.

Hala, venga, todos a misa de 12.

 Más que de centro de oración a nosotros nos va a servir de momentáneo lugar de refugio y avituallamiento.

Perdone por el ruido, San Tirso, va a ser solo un ratito...

 
Durante el picoteo en la ermita decidimos que puede ser un buen momento para interrumpir la circular y darnos la vuelta: la niebla cada vez es más densa y el recorrido a partir de aquí va discurriendo por zona de roca que se encuentra bastante mojada y resbaladiza.
 
Esto último ha sido confirmado por Antonio, que ha decidido saltarse el hamaiketako y está ya de retorno de la cercana cima.
 
Mientras los dos txikis y parte del grupo se quedan tranquilamente en la pequeña cueva el resto nos animamos a tirar para arriba: salimos de la ermita y enfilamos la pequeña canal que tenemos a nuestra izquierda.

Vamos p´arriba.

Esta corta canal con terreno seco se asciende con facilidad, pero con la roca húmeda, tal y como esta hoy, mejor poner los cinco sentidos para evitar un resbalón.

Vaya ambientillo le va a dar la niebla a este el tramo.


A la salida de la canal la senda discurre bien cerca de las paredes que tenemos a nuestra izquierda.

Aquí lo mismo que en la canal: se pasa bien y no es nada del otro mundo, pero ojito al pisar con la nieve y la hierba húmeda.

Más que nada porque a nuestra derecha lo que encontramos es el vacío.

Seguimos realizando la travesía por la parte alta hasta encontrarnos con el acceso a la cima.

Antonio nos ha comentado que desde la ermita a la cima del San Tirso ha tardado unos diez minutos, asi que debemos de estar a punto.

Efectivamente, ya lo tenemos: salimos a la cresta y recorremos la veintena de metros que nos separan del buzón.

Luis A., Javi, Silvia y Juanlu fotografiados por Alberto en la cima de la Peña San Tirso (1.333 m.)

Buzón cimero.


En un par de minutos nos hartamos de disfrutar de las "amplias panorámicas" y de chupar frio, y emprendemos el camino de vuelta hacia la ermita.

Si el ascenso nos ha requerido poner atención el descenso pide prestar más todavía.

Descendemos la corta canal y nos reagrupamos en la ermita.
Encontramos a nuestr@s ermitañ@s con síntomas de haber chupado bastante frío durante la corta espera asi que venga, todos para abajo, que aquí está todo el pescado vendido.

Bordeamos de nuevo el Bonete de San Tirso antes de internarnos en el bosque.

Variante de la ley de Murphy: a medida que nosotros descendemos el tiempo decide mejorar.
 
La gran tensión acumulada entre los componentes de tan larga y peligrosa expedición deriva en una cruenta guerra de bolas de nieve.

Como suele ocurrir en estos casos los mayores somos peores que los más pequeños, así que la despiadada batalla se interrumpe en el momento que estos últimos rompen a llorar por la gran cantidad de bolazos recibidos.
 
Bueno, Luis y Alberto se ve que no están de acuerdo en las clausulas del armisticio y siguen...

La cresta de Payo Redondo a Peña Alta en primer termino y el Joar (o Ioar) al fondo.

Bueno tribu, para abajo que hoy tampoco se podía hacer mucho más.

Ultima panorámica al salir del bosque sobre la Ermita de Okón, los verdes prados y el pueblo de Navarrete.

Mientras tanto, allá arriba, el Bonete como el San Tirso siguen inmersos en la niebla.

Sin sentirlo en exceso, para otra visita con buen tiempo asegurado quedan, que nosotros ahora tenemos otra importante e inexcusable cita con un buen plato de alubias en el pueblo de Maeztu.


DATOS DE INTERES (Orientativos)

Distancia recorrida: 7,6 kilómetros.

Tiempo ascenso:
1 hora 30 minutos (ritmo paseo) hasta Ermita San Tirso
                                
                             Ermita a la cima San Tirso: 10 minutos más.

 Tiempo descenso: 1 hora 30 minutos (fotos y batalla de bolas de nieve incluidas).

Desnivel positivo acumulado:  585 metros.

Mapa general de la ruta:


Powered by Wikiloc
Powered by Wikiloc

Para VER LA RUTA EN WIKILOC y/o descargar el TRACK para el GPS pinchar en:
Mapa y Track SAN TIRSO desde el Santuario de Okón

También podéis DESCARGAR TRACK directamente aquí:
Track SAN TIRSO desde Santuario de Okón

1 comentario:

Anónimo dijo...

Urte berri on a tod@s desde Barakaldo. Q bien os lo pasáis. Bizipoza!!! A ver si coincidimos pronto.