.

.

(05-05-2018) FRÍAS y VALLE DE TOBALINA en btt - Las Merindades (Burgos)

  (Horarios, mapas y tracks...al final del repor)

Una ruta guardada durante tiempo en el cajón, esperando a que llegara un buen dia de primavera y aquí lo tenemos, asi que vamos a aprovecharlo.

Conducimos hasta el pueblo burgalés de Quintana Martín Galíndez, aparcamos la furgo y nos ponemos a pedalear.

Salimos por la parte oeste del pueblo (cartel área de recreo) en dirección al canal de agua de la central eléctrica de Quintana.

Cruzamos sobre el mismo y tomamos un sendero (GR 99 - Camino Natural del Ebro) que discurre entre los prados de cereal y el río Ebro, que queda a nuestra izquierda.

Primer desvio importante: salimos al asfalto a la altura de un puente, cruzamos la carretera y nos bajamos de la bici para subir ese tramo de escaleras.

Tenemos el pueblo de Montejo de San Miguel ya a la vista.

Lo cruzamos, y siguiendo las marcas rojas y blancas nos adentramos en zona más tupída.

Poco después de salir del pueblo nos encontramos y tomamos un desvio a la izquierda. Tan solo unos metros más adelante vamos a dar a este precioso rincón: la presa de Montejo.

Retomamos la senda.

Recorrido encañonado pero muy llevadero.

No hay que asustarse: tan solo es un pequeño tramo con rocas demasiado grandes como para jugarsela montado.

La primavera acaba de explotar y se nota en la vegetación.

Toca ahora un tramo incómodo, en el que nos tendremos que bajar varias veces de la burra para sortear los troncos y gruesas ramas caídas.

Bueno, tampoco ha sido para tanto, enseguida podemos volver a las monturas para continuar con el pedaleo.

Este elegante puente medieval sobre el rio Ebro nos da la bienvenida a la bella localidad de Frías.

Cruzando bajo la Torre defensiva.

El nucleo urbano se asienta sobre ese cerro alargado de ahí enfrente.

Pasamos a los pies de la ciudad (titulo concedido a Frías a mediados del S. XV) pero ahora no subimos a visitarla, lo dejaremos para más adelante.

Saliendo del pueblo en dirección a Tobera, dejando el Convento de Vadillo a la derecha.

Hale, hasta dentro de un rato.

Una cómoda pista nos llevara entre prados hasta Tobera.

A la entrada del pueblo nos encontramos la Iglesia de San Vicente Mártir.

Estamos a punto de descubrir los preciosos rincones que guarda este pequeño pueblo burgalés.

Para empezar, nos acercamos hasta la parte baja de la sucesión de cascadas que forma el río Molinar a su paso por Tobera.

Vaya rinconcillo más chulo.

La parejita.

Y otra parejita.

De ahí subimos hasta una parte intermedia, donde se forma otra bonita caída de agua.

Saliendo esa zona intermedia para subir al mirador.

Un corto pero potente repecho nos pone en la parte alta del pueblo.

Desde el mirador tenemos otra magnifica perspectiva de las cascadas del río Molinar



Para completar el recorrido subiremos unos 200 metros carretera arriba para acercarnos hasta otro bello enclave.

La Ermita de Santa Maria de la Hoz (s. XIII) y su puente medieval.


Espectacular rincón, resulta también imprescindible acercarse hasta aquí.

Cumplimentada la visita a Tobera, proseguimos camino para enlazar rápidamente con Frías, accediendo ahora por la parte alta de la ciudad (la más pequeña de todo el territorio español), que no pueblo.

Accediendo a su precioso centro histórico.

Iglesia de San Vicente.

Vistas desde la plaza de dicha iglesia.

Nos acercamos hasta el Castillo.

Panorámica desde el mismo.

Una gozada poder recorrerlo pedaleando.

Todo un placer la visita a Frías...

...pero nos vamos, que todavía queda camino.


El tramo de descenso por pinar que encontramos entre Frías y Quintanaseca es corto, pero probablemente sea de las bajadas mas bonitas que he hecho encima de una bici.

¡¡ Que gozada y que rato de disfrute !!

Cruzamos Quintanaseca y continuamos por pista ancha y cómoda hasta Cillaperlata.

Justo a al entrada del pueblo tomamos un desvío a mano izquierda.

Ahora toca sendero entre los coloridos campos de cereal.

Probablemente la primavera sea la mejor época para hacer este recorrido,

Ermita de Encinillas.

Cruzando el puente de Valdecastro sobre el río Ebro, que nos pone a las puertas de una de las poblaciones más importantes del valle.

Trespaderne.

Aquí fonda no, pero parada para cervecita y pintxo...seguro.

Un banco de la Caja de Ahorros del Circulo Católico siempre invita a la parada y la oración.

Venga, deja de hacer el txorra y pedalea, que no sabemos cuanto va a aguantar ese cielo.

Pasando por Cadiñanos.

Agurrrr, majo.

Entramos en Pedrosa de Tobalina y nos encontramos casi de sopetón con la elegante cascada que forma el río Jerea, uno de los afluentes del Ebro.

Cascada El Peñón.

Saliendo de Pedrosa decidimos apretar un poco porque todavía nos quedan unos cuantos kilómetros, y tampoco es cuestión llegar de noche...

Las luces del cielo y los colores del campo hacen que sigamos disfrutando enormemente de esta  parte final del recorrido.


Pasado el pueblo de Extremiana comenzará una muy llevadera subida, que nos pondrá en un alto desde donde tan solo tendremos que dejarnos caer para llegar al fin de etapa.

Ya con ganas, y después de unas cuantas buenas horas de pedaleo, entramos en Quintana Martín Galíndez.

Y como toda buena empresa merece su buen homenaje.....pues eso.


DATOS DE INTERÉS (Orientativos) 

Desnivel positivo acimaulado:  910 metros.

Distancia: 54.8 kilómetros.

Tiempo real de pedaleo: 5 horas y 15 minutos.

Mapa de la ruta (pinchar en el recuadro del ángulo superior derecho para ampliar):



Para VER RUTA EN WIKILOC y/o descargar TRACK para el GPS pinchar aquí:  
Mapa y Track FRÍAS, TOBERA, TRESPADERNE y VALLE DE TOBALINA  

También podéis DESCARGAR TRACK directamente pinchando aquí:  
Track Mapa y Track FRÍAS, TOBERA, TRESPADERNE y VALLE DE TOBALINA  

No hay comentarios: