.

.

(14-10-2018) Parrizal / Parrissal de Beceite - Comarca de Matarraña - Teruel


 (Horarios, mapas y tracks...al final del repor)

Hoy nuestros amigos Ana y Javi nos han prometido un paseo sorprendente y muy llevadero en las cercanías de Beceite...a ver que nos han preparado.

Salimos de Beceite relativamente pronto (9.15 h.) para no pillar mucho coche subiendo. y tomamos la carretera que lleva hacia El Parrizal.

Después de la parada obligada en un punto de control para pagar el acceso a los parkings (8 € el mas cercano al comienzo de la ruta, que se quedan en 2 € si presentas un ticket que puedes conseguir en el establecimiento donde estés alojad@) continuamos hasta el último parking, desde donde comenzamos a andar.

Es una ruta sin apenas desnivel, apta para casi todos los públicos, al menos hasta los Estrets, un estrecho paso entre dos enormes paredones situado en la parte final de la ruta.

A los pocos metros del aparcamiento y justo antes de ese túnel, a mano derecha, se encuentran las pinturas rupestres de La Fresneda.
Nos gustaría acercarnos pero hay un grupo excesivamente bullicioso contemplándolas, asi que decidimos saltárnoslas.

Poca agua parece que trae el otoño de momento por aquí...

Una foto para la posteridad, puesto que es algo que no me gusta nada de nada: el que escribe ¡¡ corriendo !!.

A ver si adivináis quien se ha dejado la cartera y el móvil encima del asiento de la furgo...

Ya de vuelta en la ruta nos reagrupamos a la altura de la Cova de la Dona, una cueva cercana al camino en cuyo interior hay mas gente metida hoy que en toda la prehistoria.

Nos la saltamos y seguimos caminando pegados al rio Matarraña.

Pasamos el Pla de la Mina (presencia de antiguas instalaciones mineras y algún que otro banco y mesa para el que quiera parar a picotear) y nos encontramos las primeras pasarelas de madera sobre el río.

Demasiada chatarra y cable a mi parecer, pero aqui te puedes encontrar gente de todo tipo y edad haciendo el recorrido, asi que tampoco es de extrañar.

Hay que olvidarse de la muchedumbre y centrarse en disfrutar del recorrido.



Discurre por un entorno precioso.

Mmmm....la vuelta, en ciertos tramos, al cruzarnos con la gente que nos encontremos, promete ser interesante A ver quien se aparta, jeje.

Por encima de nuestras cabezas aparecen Les Gubies del Parrissal, preciosas formaciones rocosas que recuerdan a esa herramienta de carpintería.


Llegando a la entrada del cañón.

Estamos en Els Estrets del Parrissal: aquí se acaba el sendero como tal, dando paso a un terreno más rocoso.


Pedazo de paredes.


En estas fechas, ante la ausencia de agua en el lugar, nos podemos adentrar en el cañón sin problemas, cosa que me extraña mucho que se pueda hacer durante gran parte del año.

Nuestros amigos prometieron sorprendernos y lo han conseguido, ¡¡ menudo rincón !!.

Continuamos camino entre las verticales paredes hasta encontrarnos este paso, lugar donde se detiene la mayoría de la gente.

Un pequeño resalte de poco más de metro y medio sobre roca pulida por el agua hace que la gente de por finalizada su ruta aquí. Para los que tenemos costumbre de andar entre piedras tan solo exige un poco de destreza y buena colocación de pies y manos el superarlo.

Pasado ese punto del recorrido continuamos avanzando cañón adentro, disfrutando de su estrechez y verticalidad.

La ventaja de superar el bloque es que ahora estamos practicamente solos en este precioso lugar.

Poco a poco el cañón se va abriendo mientras avanzamos entre el lecho de cantos rodados.

Continuamos los cuatro río arriba, disfrutando de todos y cada uno de los rincones que nos ofrece el lugar.

Ana ha ido "a ver si el bar La Cueva estaba abierto" y lo encuentra cerrado. Las cervezas que ella no sabe que llevamos en la motxila servirán de consuelo cuando vuelva donde nos encontramos.

Seguimos hacia arriba, no tenemos ninguna prisa en volver.

Llegado cierto punto es necesario encaramarse a esa zona de hierbas altas para avanzar, pero como tampoco tenemos ningún interés especial en ello, en este punto optamos por darnos la vuelta.

Deshaciendo lo andado.

Nuevamente en el corazón de El Estrets del Parrissal.


Y a por el tramo de las pasarelas, en las que (en más de una) entran ganas de incumplir los carteles señalizadores y pegarse un chapuzón en cualquiera de sus preciosas pozas.

No, en esta precisamente no.

Y así, tranquilamente, disfrutamos del camino de vuelta...

...hasta retornar al, desde ya hace horas, completo aparcamiento.


DATOS DE INTERES (Orientativos)

Distancia recorrida:  8.9 kilómetros (3,5 del parking a la entrada del cañon de El Estrets).

Tiempo ida: 1 hora hasta la entrada del cañon / 1 hora 20 minutos hasta el punto donde nos damos la vuelta.
 
Tiempo vuelta:  1 hora 10 minutos.

Desnivel positivo acumulado: 190 metros.
 
Mapa de la ruta (pinchar en el recuadro del ángulo superior derecho para ampliar):


Para ver RUTA EN WIKILOC y/o descargar TRACK para el GPS pinchar aquí:  

También podéis DESCARGAR TRACK directamente pinchando aquí:  

No hay comentarios: