(08-08-2020) PEÑA TEN (2.140 m.) y PEÑA PILEÑES (2.012 m.) desde área recreativa Los Carbellares (León) - Parque Natural de Ponga (Asturias) - Cordillera Cantábrica

  (Horarios, mapas, tracks y demas...al final del repor)

Después de haber estado por primera vez en la zona de Peña Ten el invierno pasado, sabía que no iba a tardar mucho tiempo en volver, lo que no imaginaba es que iba a ser tan pronto. 

Hacemos noche en las furgonetas en el área de los Cabrillanes (en la carretera del Puerto de Tarna, 1 km.después de pasar el pueblecito de La Uña) y a la mañana prontito nos ponemos en camino hacia Peña Ten, que ya luce espléndida delante de nosotros. 

Cruzamos los prados que nos van internando hacia el Valle de Valdosín.

El sendero nos lleva a cruzar el pequeño puente el puente sobre el Esla para pasar al otro margen del río, dónde tomaremos la pista que nos emcaminará hacia la Peña del Castiello. 

Una vez pasada dicha peña el panorama se abre, y enseguida deberemos de abandonar la pista del camino de Ventaniella que se interna hacia el Valle de Valdosín para girar a la derecha, en dirección a la pared sur de Peña Ten.

Dos grandes y solitarios robles nos sirven de excelente referencia a la hora de ir ganando altura. 

Pasamos entre ambos y enseguida nos desviamos hacia la izquierda, en busca de una zona de escobas altas que deberemos de atravesar.

Atras quedan las escobas (nuestras dos "brujas" siguen con nosotros) mientras nos encaminamos hacia el Vallejón, (flecha amarilla) nombre con el que se conoce a la depresión existente entre esas elevaciones de la izquierda y la mole de Peña Ten, situada ahora a nuestra derecha.

El sendero desciende hasta encontrarnos con el lecho del arroyo de la Castellana, completamente seco en esta época del año. 

Da igual que elijas la roca del cauce o el sendero entre el brezo, el avance en esta parte del recorrido se vuelve un pelín incómodo. 

He aquí una de las razones por las que no es nada aconsejable beber directamente de los arroyos si no tenemos claro que no hay ganado por encima de nosotros. 

Seguimos peleando la progresión por la torrentera mientras comienza a parecer al fondo el cordal de Peña Pileñes. 

El grupo saliendo del Vallejón.

Delante de nosotros abre el panorama: nos dirigiremos hacia el collado de las Arriondas, que separa las cima de Pileñes y Peña Ten. 

Alcanzado el collado aprovecho para ubicarme:

Jose y Silvia llegando por el oeste, desde el Vallejón.

Preciosas vistas hacia el este, con los Picos de Europa al fondo. 

Hacia el sur la pedazo pala que nos tendremos que comer dentro de un rato para alcanzar Peña Ten. 

Y hacia el norte nuestro primer objetivo, el cordal de Peña Pileñes, al cual accederemos después de alcanzar el amplio collado señalado 
con la flecha azul. 

La línea roja señala nuestro camino de subida proveniente de El Vallejón hasta ganar el collado de las Arriondas ("x" azul). La marca verde indica el sendero que estamos siguiendo en dirección hacia el collado anterior a Peña Pileñes y la amarilla indica la ruta de ascenso en nuestro posterior asalto a Peña Ten. 

Desde el collado hacia la antecima Peña Pileñes. 

Subida cómoda y sin dificultad.

Una vez alcanzada la antecima me giro para disfrutar de la preciosa panorámica. 

El Valle de Arcenorio se extiende a nuestros pies hacia el este. 

El collado de las Arriondas señalizado con flecha amarilla, punto por donde deberemos de volver a pasar dentro de un rato para ascender a Peña Ten. 

Pero antes vamos a por esta. 

El marcado sendero discurre por la parte alta del cordal, permitiéndonos gozar en todo momento de unas estupendas panorámicas. 

El Maciédome, otras de esas montañas que habrá que visitar  más pronto que tarde.

Silvia y Luis A. recorriendo los últimos metros de cresta, con el macizo del Mampodre de fondo.

Es inevitable que pueda quedar un poco a la sombra de su imponente vecina, pero las vistas desde la cumbre de Peña Pileñes (2.102 m.) no desmerecen en absoluto a las que ofrece Peña Ten

Hacia Picos de Europa. 

El valle de Arcenorio con las cumbres más relevantes de la Montaña Palentina (Peña Prieta, Curavacas, Pico Murcia, Espigüete, Curavacas) bastante al fondo, pero perfectamente identificables desde la cima.

Otras de las montañas emblemáticas ubicadas dentro del Parque Natural del Ponga.

A pesar de que aquí se está muy bien, queda mucho que patear todavía, así que hacemos un breve picoteo y emprendemos descenso hacia el collado de las Arriondas. 

Bajar se hace rápido. Ahora lo que va a costar es subir el pedazo cuestorro que tenemos delante. 

Con una pendiente superior al 30% en algunos tramos y un sendero poco claro a veces, la subidita exige su buena dosis de ritmo y concentración.

A cambio la subida ofrece preciosas vistas. 

Grandes bloques de piedra desperdigados por la ladera nos van sirviendo de referencia en busca de la parte alta de la montaña. 

Finalmente ganamos la preciosa cresta de Peña Ten. 

Esto es lo que tenemos a nuestra izquierda.

Y esto lo que nos espera hacia a derecha, camino de la cima.

Brutal la panorámica que se abre ante nosotros cuando nos asomamos a la agreste cara sur.

Hace un rato estábamos allá enfrente.

Cresterío espectacular y exento de dificultad. 

Fotón que tienen est@s.

Ya se distingue al fondo el vértice geodésico sobre la puntiaguda cima. 

Últimos metros. 

Aquí llega el resto. 

Luis, Terere, Silvia, Alberto y Jose en la cima de Peña Ten (2.141 m.). 

Una incomodísima plaga de mosquitos apostados en la misma cima nos invita a salir pitando de allí, continuando el itinerario  por la cresta de Peña Ten en dirección oeste. 

Vistas hacia el Valle de Maraña y el Mampodre.

Cambia muchísimo de recorrer este tramo en invierno a hacerlo ahora en verano, pero sigue resultando igual de espectacular. 

Continuamos descendiendo muy cercanos al borde de la arista.

Silvia llegando a la parte final de la misma.

A partir de aquí el sendero discurre por laderas herbosas en dirección al valle. 

La flecha roja indica el punto por el que hemos accedido a la Canal de las Pedrices, ladera herbosa por la que descenderemos para girar a la izquierda en su parte baja, donde encontraremos un estrechamiento entre las rocas qué dará acceso a la base de la pared de Peña Ten.

Desde el estrechamiento ya podemos distinguir la cabaña hacia la que nos dirigimos (circulo amarillo).

El paso por el que acabamos de transitar.

Llegando al refugio de la Majada de Polvoredo.

Un vistazo desde la cabaña hacia atrás para observar las Pedrices de Peña Ten (nombre con el que se conoce a esta primera barrera de rocas que conforma la parte baja de la montaña) y el paso (flecha amarilla) por el que hemos accedido durante nuestro descenso de la Canal de las Pedrices al punto donde nos encontramos.

El sendero nos lleva a pasar al lado de la cabaña-refugio de la Majada de Lario.

Llegamos a la pista del camino de Ventaniella, pero antes de continuar sofocaremos el asfixiante calor en las aguas del cercano arroyo que discurre a nuestra derecha.

Ya más fresquit@s, continuamos camino hacia el área recreativa. 

Uyyyy....ese cielo....demasiado calor durante toda la jornada....se está montando el belén ahí arriba, menos mal que estamos llegando ya a los vehículos. 

Pues hemos librado justo justo, porque ha sido meternos en la furgoneta y comenzar a caer unas gotas de agua un poco duras. 

Reza el dicho popular: “Peña Ten y Pileñes, buen par de peñes, Ten para les cabres y Pileñes para les oveyes”.

Nosotr@s nos despedimos encantad@s de haber hecho un poco de ambas. 


DATOS DE INTERÉS (Orientativos)

Distancia recorrida:  14,9 kilómetros.

Tiempo ascenso: Area recreativa - Pileñes: 2 horas 20 minutos (sin contabilizar paradas).

                            Pileñes - Collado de las Arriondas - Peña Ten: 1 horas 5 minutos (sin contabilizar paradas).

Tiempo descenso: Peña Ten - Area recreativa: 1 hora 45 minutos (sin contabilizar paradas).

Desnivel positivo acumulado: 1.230 metros. 

Mapa de la ruta (pinchar sobre el recuadro del ángulo superior derecho para ampliar)


WIKILOC (mapa y track): PEÑA TEN y PEÑA PILEÑES

DESCARGAR solo TRACKPEÑA TEN y PEÑA PILEÑES

1 comentario:

fito dijo...

En octubre hicimos la misma vuelta, y en el cauce habia 2 terneros muertos. Seran los lobos? O es un conedero buitres? ?? ?