.

.

(04-07-2015) III Ruta BTT El Cable - Aliva - Sotres- Collado Pelea - Potes / Travesia del Macizo Oriental - Picos de Europa


Curiosa y exactamente 6 años después de la ultima vez...

Aqui estamos: Anton, Alberto, Jose, Silvia, Sergio, Luis y el que escribe en la estación superior del teleférico de Fuente Dé, dispuestos a realizar una vez mas (para mi sera ya la 5ª, la 3ª con la cuadrilla de monte) la Travesía del Macizo Oriental de Picos de Europa.

Antes de echar nos acercamos a saludar a nuestro buen amigo Enrique, guia de montaña y uno de los responsables de El Portal de Picos.

Esta empresa multiaventura ha remodelado el edificio abandonado anexo al teleferico creando un espacio donde el visitante puede encontrar todo lo necesario para darse una vuelta por Picos: desde material de alquiler hasta un guia de montaña.

El bueno de Quique enseñándonos la flamante sala de audiovisuales.

Despues de una amena charla nos despedimos de nuestro amigo y comenzamos a dar pedales por el camino normal que lleva hacia Cabaña Veronica.

Pronto abandonamos esa ruta y giramos hacia la derecha, camino de la Horcadina de Covarrobres.

Aquí habrá que aprovechar la primera cuesta para enseñarles a estos como es mi maillot por detrás, porque en las restantes seré yo el que solo vea traseros.

Sergio llegando a la Horcadina.

Y desde aquí...potente descenso hacia las praderas de Áliva.

Paramos a la altura del Chalet Real para reagruparnos.

Descendiendo hacia los Puertos de Aliva con las paredes de Peña Olvidada y Peña Vieja de fondo.

El Refugio de Aliva a la vista.

Continuamos descendiendo: atrás quedan la Horcadina de Covarrobres (flecha amarilla) y el Refugio de Aliva (circulo).

Estamos ya en las praderas de Áliva y a la altura de este poste indicador giramos hacia la izquierda, en dirección "Sotres".

Pedaleando con la Ermita de Nuestra Señora de Las Nieves y las cumbres del Paredón del Albo y El Escamellau.

Vaya enclave privilegiado el de esta ermita.

Cruzando las llanuras de los Puertos de Áliva.

Preparándonos para descender por el Valle del Duje, que separa los macizos Central (a nuestra izquierda) y Oriental (a nuestra derecha) de Picos de Europa.

A partir de aquí, con los botes y gracias a las piedras de la pista, se os van a mover hasta los empastes, txabalotes.

Al fondo aparecen las cabañas de las Vegas del Toro.

Pasadas estas paramos (como ya es tradición) en la cercana fuente, donde a Alberto parece que o le dura el traqueteo o se va a arrancar por sevillanas.

No, no han perdido una lentilla: parece ser que a la bici de Anton con los botes se le van cayendo las piezas, jeje.

Venga, seguimooooos...

Durante el descenso vamos observando el enclave sobre el que se asienta el pueblo de Sotres y la verdad, ya empezamos a sudar solo pensando en la subida que nos espera.

Pasando a la altura de las Invernales del Texu observamos el primer cuestorro que nos llevara a dar a la carretera que sube a Sotres.

Superado este dejamos la pista y salimos al asfalto.

Lo dicho: a meter "molinillo" y a ver traseros.

Este kilómetro de carretera alcanza desniveles del 15 y el 17 % asi que paciencia y buena letra.

Parada en Sotres para reponer agua, aire y moral, porque realmente ahora empieza lo cachondo.

Salimos de Sotres tomando la carretera que asciende hacia Tresviso y ya desde el principio la pendiente toma unos porcentajes mas que importantes: 14, 15, 16 %, y sigue aumentando...

A los mas fuertes del grupo ya los hemos perdido de vista hace tiempo pero eso aqui es lo de menos, lo que importa es seguir ascendiendo este jodido 1,5 km sin echar el pie a tierra.

De todas formas si soy capaz de subir esta rampa con porcentaje del 21% dando pedales y a la vez sacar la foto sin que salga movida tan mal no estaré.

Jose ya lleva un rato arriba y mientras nos espera toma esta bonita instantanea de Sotres y las montañas del Macizo Central.

También tiene el detalle de sacar mi llegada al llegar al final del cuestorro, en el Alto de La Caballar.

Recuperado el resuello nos dirigimos ahora por terreno mucho mas cómodo hacia el Jitu de Escarandi.

Llegados al aparcamiento del Jitu lo cruzamos y tomamos el sendero que desciende.

Ahora si, ahora me vais a ver a mi el trasero.

Jose en plena bajada, limpiando las cunetas de las curvas "cerraditas".

Disfrutando mucho, como niños.

De aquí vamos a dar a uno de los tramos mas bonitos del recorrido y que yo, las 4 veces anteriores que había pasado por él, no había podido contemplar por culpa de la "mierda blanca" (o, para entendernos mejor, niebla).

Esta vez me voy a desquitar porque el dia es inmejorable.

Pasamos el Hayedo de Valdediezmo y seguimos por la preciosa pista que recorre las paredes de la vertiente norte de la Sierra de La Corta.

El grupo pasando sobre las Majadas de La Cerazal.

Dos de las cimas representativas del Macizo Oriental de Picos.

Cruzando el espectacular hayedo del Monte de la Llama.

Llegamos a la curva de la fuente del Vao de Los Lobos: nosotros proseguiremos hacia Bejes (linea roja) y a la derecha (linea azul) parte el sendero que llevaría al refugio Casetón de Ándara.

La misma indicación vista desde la fuente.

Por terreno cómodo y despejado.

Tresviso al otro margen del cañon que forma el rio Urdón.

"Los siete Jinetes del Apocalipsis" o "Los Siete Magnificos", como queráis...

Llegados a la altura de los Hornos del Dobrillu comienza el descenso hacia Bejes.

Pastores esquilando el ganado en Los Hornos.

Aquí los frenos van a echar humo, seguro.

Para situarnos: tenemos que descender por esas revueltas mas de 600 metros en menos de 5 km para llegar a Bejes, y de ahi al puente que hay en plena curva al salir del pueblo.
En ese punto comenzaran 3 kilómetros de subida con rampas impresionantes que nos situaran en el Collado Pelea.

Durante el descenso a Bejes hay que parar a relajar los músculos de las manos porque aqui no queda otra de tirar mucho de freno.

Sergio es el que menos los usa (de hecho creemos que su bici no los tiene) y por lo tanto el que antes llega al pueblo.

Silvia cruzando Bejes: nos ha oído muchas veces hablar de las rampas de ascenso al Collado Pelea y hoy las va a sufrir en primera persona.

En el puente desde donde parte la pista al Collado Pelea: preparándonos para "entrar al matadero".

Los primeros trescientos metros vamos a calificarlos de "llevaderos" (14% desnivel) y vamos todos mas o menos juntos, pero a partir de ahí...

...se jodió lo que se daba: aparecen las primeras rampas superiores al 20 % con curvas bastantes cerradas y el grupo se va deshaciendo.

Os aseguro que la foto no tiene truco, es tal cual: la inclinación en ciertos momentos hace que cueste bastante avanzar empujando la bicicleta.

Cuando la inclinación me lo permite vuelvo a montarme en la bici e intento progresar, pero eso dura poco tiempo.

Llegamos a las Invernales de Panizales y aqui nos topamos con el tramo mas "gracioso" de la subida.

Esta rampa andará cercana al 30% de desnivel.

Y digo lo de "graciosa" porque aqui siempre se oye lo mismo una y otra vez:
"Pero ¿quien coño va a subir esto montado en la bici si apenas podemos subirla andando?".

A partir de ahí la inclinación se suaviza "un poco" (+- 18%) peeeeeeero empeora el terreno, así que seguimos igual de jodidos.

Y de esa manera vamos subiendo. un mucho a pie y un poco en bici.

Por fiiiiiiiin, el Collado de Pelea.

Y aqui es donde Jose intenta dirigir el reagrupamiento sin que le hagamos el mas minimo caso, por otra parte.

Tanto Anton como Alberto han conseguido hacer gran parte de la subida sobre las bicis pero es que lo de este tio no es normal ¡¡este tiene un pacto con el diablo!!.

Jose Nieto: este "animalito" sexagenario es el único de todo el grupo que se ha subido los 3 kilómetros ¡¡sin echar pie a tierra!!.

Por mucho que salgas al monte con él las ganas y la fortaleza de este hombre no dejan de sorprendernos, es realmente admirable.

 Como lo es el bajadón que nos espera ahora hacia el pueblo de Cabañes.

Precioso descenso hacia el Valle de Liébana que también requiere su atención debido a la pronunciada pendiente.

Entrando en Cabañes donde tomamos la carretera que baja hacia Tama.

Pasando por los Castañares de Pendes con Peña Ventosa enfrente.

Llegando al puente de Tama y de ahí a Ojedo, donde se encuentra nuestro punto de llegada.

Y finalmente, a pesar de lo mucho que hemos hablado durante la subida al Collado Pelea del baño que nos ibamos a pegar en la piscina.....¡¡ aqui ni Dios ha conseguido llegar al agua, jeje !!


DATOS DE INTERES (Orientativos)

Distancia recorrida:  48 kilómetros.

Tiempo total de la ruta: 5 horas 45 minutos (incluyendo aprox. una hora de paradas)

Desnivel acumulado: 1.080 m de subida / 2.600 m de bajada.

Lo siento pero no hay track de la ruta, tuve problemas ese dia con el gps.

1 comentario:

Juan Jose Inoriza dijo...

Espectacular ruta .
Me la perdí pero la tengo que hacer antes de jubilarme.
Espero poder llegar a jubilarme andando aunque sea la mitad de lo que anda Joseto.