.

.

(01-08-2015) ESPIGÜETE (2.450 m.) por la Arista Este - Macizo de Fuentes Carrionas (Palencia) - Cordillera Cantabrica

Lejana quedaba en el tiempo la primera y única vez que habíamos estado en el Espigüete, así que ya era hora de volver a esta imponente montaña, una de las más relevantes de toda la Cordillera Cantábrica.

Ascenderemos siguiendo la línea de la arista Este que es considerada la ruta normal, así que conducimos hasta el parking que está situado a pie de esta, entre los pueblos de Cardaño de Abajo y Cardaño de Arriba, y mientras nos vamos calzando las botas observamos el camino a seguir.

A los pocos metros de salir del aparcamiento encontramos al borde del camino, a mano izquierda, un hito (recuadro amarillo) que señala el punto de entrada a la arista.

Serán los únicos metros llanos de todo el recorrido, a partir de ese punto comenzara la exigente subida.

Aunque esta bien señalizada con numerosos hitos, la linea a seguir está bastante clara: a derecho y por la cresta.

  Terese encabeza el grupo marcando un ritmo cómodo y continuo.

A nuestra derecha observamos la pista que se interna en el valle y que llega hasta Cardaño de Arriba.

Pero mejor mirar hacia arriba, que tenemos trabajo por delante.

Durante el ascenso, en lugares muy puntuales, hay que ayudarse con las manos para progresar.

No es una ascensión difícil ni técnica para gente con cierta experiencia, pero tampoco sería el primer monte al que animaría a ir a un novato, desde luego.

Superada la primera parte de la cresta aparece un segundo tramo en el que el terreno pierde algo de inclinación.

El aparcamiento va quedando cada vez mas abajo, apenas se distingue ya.

Mas arriba (flecha amarilla) cambiaremos de vertiente, pasando a la ladera norte.

Una vez aquí podemos hacernos una idea de todo lo que tenemos todavía por delante hasta llegar a la cima del Espigüete (flecha negra).

Siempre por la ancha arista, siempre para arriba.

A nuestras espaldas asoma al fondo otro de los jefes de la zona, el Curavacas.

Siguiendo los hitos nos topamos con esa primera cima, que recibe en algunas reseñas el nombre de Torre Diaz-Caneja, por la cual deberemos de pasar antes de afrontar la ascensión a la cima este del Espigüete.

Detrás de nosotros, en lo profundo del valle, distinguimos una franja de terreno alargada con una tonalidad mas clara: ese espacio es el que deberían de ocupar las aguas del embalse de Camporredondo, pero las obras de mejora han requerido su vaciado.

A pesar de que la anchura de la arista permite ascender sin peligro de exposición, sí que es cierto que hay tramos a superar que, vistos desde la distancia, imponen.

Y precisamente este que tenemos delante quizás sea el mas espectacular de todo el recorrido, el que lleva hasta la cima Este (u Oriental) del Espigüete.

Vamos dándole, dándole y llegamos al único destrepe reseñable (sencillo, unos 4 - 5 metros).

Algún que otro problema físico le esta haciendo sufrir hoy más de la cuenta a Silvia, pero esta no es de las que abandonan facilmente.

Tambien es cierto que las vistas y el ambiente ayudan a continuar esforzandose.

Asoman los Picos de Europa.

Las cimas de Fuentes Carrionas y el Curavacas.

Alberto en la parte final de este largo tramo de cresta que nos pondrá...

...a los pies de la cima oriental.

Estamos en la cima Este del Espigüete (2.443 m.): desde aquí podemos ver lo que nos queda por recorrer de arista, también distinguir a la derecha el sendero que asciende por la canal norte (linea naranja), e incluso observar a un valiente (circulo amarillo) que se ha atrevido a enfrentarse a su inmunda pedrera.

Sin que él lo sepa le acabamos de bautizar como doctor Livingstone, y este, al igual que el de ficción, tiene que ser todo un personaje, puesto que al llegar al collado (flecha roja) en vez de dirigirse hacia la cima del Espigüete viene hacia donde estamos nosotros.

Probablemente ha pensado que esa cumbre que acabamos de dejar atrás (cima este u oriental) era la principal.

"Anda lechón, date la vuelta y tira para arriba..."

Pasamos por el hito o amontonamiento de piedras donde se cruzan los caminos de la arista y de la canal norte.

Desde la parte final fotografío de nuevo ese punto clave: en azul queda señalada la línea de nuestro ascenso por la cresta, en naranja la línea de descenso por la canal norte y encerrado en el círculo amarillo el hito que acabamos de pasar.

Venga gente, a por últimos metros de este "grande".

Y después de unas cuantas horas de pateo y unos cuantos metros de desnivel...

...alcanzamos la cumbre del Espigüete (2.450 m.).

Repoker de cima: Silvia, Luis A., Alberto, Terese y Javi.

Ahora un merecido descanso mientras disfrutamos de las privilegiadas vistas:

Hacia el Norte: Pico Murcia, Peñas Malas, Pico Lomas, Tres Provincias y Peña Prieta con los Picos de Europa al fondo.

Hacia el Sur: el embalse de Compuerto y la Sierra del Brezo.

Hacia el Este: embalse (vacio) de Camporredondo y la zona de Peña Redonda.


Hacia el Oeste: el embalse y los Montes de Riaño.

Despues de disfrutar un buen rato llega la hora del descenso: bajamos hasta el pequeño collado y vamos en busca de la vertiente norte.

Si la subida por la arista ha requerido de atención el descenso por la canal norte requiere de total concentración, sobre todo aquí, en su parte más alta (MUY RECOMENDABLE el uso de bastones)

Estamos bajando por terreno bastante inclinado y, sobre todo, muy suelto e inestable.

Hay que tener muchisimo cuidado en ciertos puntos con la posible caída de piedras provocada por la gente que esta por encima, puesto que se convierten en auténticos proyectiles ladera abajo.

Con un bajadon como este por delante clavar bien el talón o intentar cantear lo mejor posible será lo único que nos podrá librar de un peligroso resbalón (eso o echar el culo a tierra - no lo recomiendo en absoluto - e intentar resbalar por la ladera tal y como le vi hacer a nuestro doctor Livingstone, que descendía un centenar de metros por debajo de mi)

Las paredes de la canal norte.

A nuestros pies la eterna pedrera y enfrente, a la derecha, el triangular pico Murcia y el Peñas Malas.

Por momentos parece que estás bajando por una ladera llena de canicas.

Luis A. husmeando en la entrada de una de las simas de la cara norte.

Un descenso de más de 800 metros de desnivel sobre piedra suelta: si es jodido bajar...ni te cuento lo duro que se tendra que hacer subir por aqui.

Buena prueba de esa dureza queda reflejada en nuestras botas.

Dejamos atras las piedrecitas y pasamos a terreno mas comodo, aunque siempre en fuerte descenso.

Frente a nosotros tenemos ahora la suave cima de La Cerezuela y a sus pies la elegante Cascada de Mazobre.

Lo poco que nos ha faltado para acercarnos y meternos ahi debajo.

Hubiesemos disfrutado casi tanto como estos dos.

Peeeeeeeero las chicas han decidido que ya vale de patear por hoy, que es mejor tomar la pista que discurre paralela al arroyo Mazobre y descender, asi que todos para abajo hasta el parking donde damos por finalizada esta potente ruta circular.

Y para ponerle un elegante broche final a esta gran jornada, nada mejor que un buen gintonic disfrutando de la puesta de sol sobre las montañas.

DATOS DE INTERES (Orientativos)

Distancia recorrida:  9,4 kilómetros.

Tiempo ascenso:  3 horas 30 minutos (sin paradas).


Tiempo descenso:  2 horas hasta la pista + 35 minutos al aparcamiento.
 
Desnivel acumulado subida: 1.230 metros.


Mapa del recorrido: 


Mapa de Wikiloc: 


Pinchando en el siguiente enlace podréis ver la ruta en Wikiloc y descargar el track para el gps. 
ESPIGÜETE por la Arista Este

También podéis descargar el track directamente aquí:
ESPIGÜETE por la Arista Este

8 comentarios:

Susana Carrera dijo...

Hola! Esto no es un comentario a esta entrada, es sólo para deciros que la última entrada (ruta btt por el Valle de Cabuerniga) aparece como si estuviese publicada,pero al intentar entrar en ella sale un mensaje de error que dice que la página no existe. Me gustaría que la volvierais a subir, ya que tengo especial interés en ella porque suelo ir de vacaciones por esa zona.

Gracias y un saludo!

Javipozoko dijo...

Aupa Susana.

Ha sido un fallo tecnico: en vez de borrador le di a publicar. Probablemente esta misma tarde la termine y la cuelgue.
Un saludo.

Manuel Lazaro dijo...

Hola Javier, tenemos intención de subir al Espigüete por la arista este, tal y como la indicas de forma tan estupenda en tu blog, fotos incluidas. Somos un grupo de montañeros experimentados (Sierras de Guadarrama y Gredos, Sierra Nevada, algo de Pirineos y Picos,etc. etc.) , pero no escaladores, y hay un par de personas que tienen dudas (no por la dificultad técnica, que no parece existir) si no por si es muy expuesta o muy aérea, ya que tienen algo de vértigo. Me gustaría saber tu impresión. Gracias

Javipozoko dijo...

Buenas tardes, Manuel Lazaro.

He de decirte que en esa misma tesitura (tema vertigo) se encontraba alguna de las personas de nuestro grupo y en ningun momento del recorrido hubo dudas o indecisión.

No hay sensación de exposición en el recorrido y la cresta no la consideraria aerea. Evidente a los lados la caida es la que es, pero es lo suficientemente ancha como para no tener la sensación de peligro ni duda.

De todas formas y como bien sabreis, este es un tema muy personal. Yo animaria a ese par de compañeros a realizarla ya que comentas que tienen experiencia en montaña aunque no sean escaladores (yo tampoco lo soy). Otra historia diferente seria si no tuviesen esa experiencia.

Vamos, que a un novato yo personalmente no me llevaria ni le animaria a hacer la arista, pero a gente que este acostumbrada a moverse en montaña sí.

Y si veis que la duda persiste nunca esta de más meter unos metros de cordino y una cinta por si acaso (yo lo llevé y no hizo ninguna falta, pero...más vale prevenir).

Eso sí, os recomendaría hacerlo con una previsión de tiempo bueno y estable. La cresta lleva sus horas y la bajada por la canal es eterna, no me gustaría estar alli arriba con niebla o lluvia...

Venga, animarse y a por ello que seguro os dejara muy satisfech@s.

Un saludo.

Manuel Lazaro dijo...

Joder Javier, me impresiona lo rápido y amable de tu contestación. MUCHAS GRACIAS.

Me anima bastante lo que dices, y de hecho tenemos pensado llevar algo de materiel de montaña por si acaso. El tema de las "rutas aéreas" es muy personal y no deja de ser una impresión.

He subido con estas personas al Veleta, al Almanzor y a otros muchos sin demasiados problemas, aunque en momentos haya aparecido un poco el vértigo. Vamos con compañeros que ya han ascendido el Espigüete y el Curavacas, los 2 que queremos hacer en el fin de semana. Mi duda era por lo expuesta que parece la arista en las fotos.

Gracias de nuevo, un abrazo

Javipozoko dijo...

No hay de que, Manuel.

Las fotos...jeje...vaya tela. Intento ser lo más objetivo posible (incluso a veces peco de prudente, pero lo prefiero así) a la hora de publicar tanto las fotos como las apreciaciones de la ruta, pero también es cierto que muchas veces se colocan las más espectaculares o las que más llaman la atención.

En este caso considero que, sin tomarse para nada a broma una montaña de esta relevancia y envergadura, "no es tan fiero el ogro como lo pintan". Pero que no sea fiero no quiere decir que no haya que ir bien atento a donde se pone el pie.

Venga, a por los dos grandes de la montaña palentina...y ya me contaras cuanto disfrutais en la pedrera del Curavacas, jeje.

Un saludo.

P.D: No os recomiendo liaros con arneses y demás, una pequeña cuerda de pocos metros, alguna cinta...y poco más.

Manuel Lazaro dijo...

Vale Javier, te haremos caso, tal vez con una cuerda que por si acaso de apoyo psicológico, sea más que suficiente. Iremos el 1 y 2 de octubre y ya te contaré.
Tengo muchas ganas de conocerlo y te reitero mi agradecimiento.
Es indiscutible, y en esto aunque sea pretencioso me incluyo, que la gente de la montaña es algo distinto; la camaradería, ganas de ayudar, disfrutar con ello, etc.
Un abrazo

Manuel Lazaro dijo...

Hola de nuevo Javier, recién llegados de la montaña palentina.
La experiencia increible, hemos hecho Peña Prieta por las agujas de Cardaño, preciosas; el Curavacas y nuestro querido Espigüete, que vaya mole de piedra.
La arista este impresionante, realmente ningún paso técnicamente nada complicado, ni siquiera llevamos cuerdas, pero lo aéreo de la ruta (especialmente cuando la ves de lejos y piensas "por ahí tengo que pasar") acojona.
El tiempo magnifico, pero personalmente, con que simplemente esté algo mojado, ni me lo plantearía. (No deja de ser grimoso a lo largo del camino las placas de los caidos, creo que conté hasta 5)
Las pedreras entretenidas, clavando talones las bajamos sin problemas como si esquiáramos; al no ser nada aéreas nadie tuvo problemas.
Gracias por tus consejos
Un fuerte abrazo

Manuel